Buscar este blog

viernes, 31 de octubre de 2014

JUSTICIA DIVINA Y HUMANA

Se acerca la festividad de TODOS LOS SANTOS, y quería contaros algunas historias sobre los cementerios de Cáceres. Comienzo por uno ya desaparecido, el primero que existió en la ciudad que no se encontraba en las iglesias, porque en 1787 el rey Carlos III de España  prohíbió los enterramientos en las iglesias y ordenó crear necrópolis extramuros, porque los cadáveres en putrefacción eran origen de enfermedades y malos olores. 

El Cementerio Del Espíritu Santo se levantó a finales de ese mismo siglo frente a las Huertas del Conde, cercano a la ribera del Marco, en lo que hoy es la avenida de la Hispanidad y los nuevos juzgados. De él se conserva su puerta de entrada. Este arco es de ladrillo, mampuesto y mortero, de notables dimensiones, presenta un vano de medio punto y frontón coronado por remates ornamentales esféricos y ovoides. Cuando se abrió el actual cementerio en 1844  se trasladaron algunos de sus restos y fue demolido, quedando en pie exclusivamente su puerta de entrada.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...