Ir al contenido principal

BUJÍO JUNTO AL EMBALSE DE VALDESALOR

Una de las señas de identidad de la arquitectura vernácula extremeña son los bujíos o bohíos o esas construcciones que en cada pueblo se denominan de una forma distinta. 

En el paseo de esta mañana, junto a la presa de Valdesalor, me pareció distinguir uno a lo lejos y quise acercarme a verlo. Sin pretensiones ni alardes se  han convertido en un símbolo de los paisajes culturales de la región. Hogar, normalmente no permanente, de los pastores, les permitía a estos tener un lugar donde guarecerse de las inclemencias del tiempo, guardar objetos personales, sentarse o tumbarse un rato a descansar, o pasar algunas temporadas al cuidado del ganado. 




Muchas veces se hacían con materiales perecederos, como madera y escoba, pero se hicieron otros muchos más avanzados y permanentes, como los fabricados con la técnica de la piedra seca, y otros más elaborados como el que aquí vemos. La intemperie ha derrumbado una parte, pero se mantiene en pie como testigo del paso del tiempo en nuestra tierra. Ahora os animo a buscarlo y disfrutar del rincón en el que se encuentra, junto a un remanso del río, entre la presa y el acueducto.





Comentarios

  1. Hola Rub. Veo que no paras y que sigues mostrando curiosidades e interesantes muestras del pasado que deberían ser más conocidas y mejor valoradas. Me ha producido una gran tristeza el derrumbe al que haces mención en Zamarrillas. Pero saber que hay gente interesada en este tipo de cosas ayuda a pensar que algún día, alguien se ocupará de velar por reliquias...


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús¡¡¡¡ qué tal¿ Sigo buscando y disfrutando todo lo que puedo, sí. No sabes lo que sentí cuando llegué a Zamarrillas. Siento algo muy especial por ese lugar...pero se nos va de las manos. Tenemos una escapada pendiente¡¡¡¡ No se me olvida¡¡¡ UN ABRAZO ENORME (para los seis y resto de familia)

      Eliminar
  2. Por supuesto. A nosotros tampoco se nos olvida. Cuando pasen estas fechas me pongo en contacto con Samuel y retomamos el tema.

    Buena semana!!

    ResponderEliminar
  3. http://www.lacolmenacultural.com/celdas.php?id_celda=38900
    Su sitio en La Colmena Cultural...en mas info aparece este blog... falta la ubicación.. puedes pinchar en el icono. aparece el mapa de Cáceres y buscas su sitio exacto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA AVENIDA DE ALEMANIA: EL SINIESTRO ORIGEN DE UN NOMBRE

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

UN TOBOGÁN DE PIEDRA MÁS ALLÁ DE UNA ROTONDA

Según vas llegando a la rotonda que lleva a Aldea Moret, a la derecha, y a la carretera de Badajoz, a la izquierda, viniendo de la zona de la Cañada, si te fijas bien, a lo lejos, detrás de la "indescriptible" escultura de la rotonda, se ve una gran masa de piedra en la que destaca una zona más clara atravesada por lo que parece una línea rojiza. Pues aunque parezca mentira es un gran tobogán de granito, una Roca Resbaladera que ha sido durante mucho tiempo el divertimento de niños, y de algunos no tan niños. 
Muy cerca de las ruinas de la dehesa de La Corchuela, que os enseñé AL DETALLE no hace mucho, encontramos este divertimento pétreo que llama la atención, no sólo por su gran altura, sino por lo pulido de la piedra. Si descartamos algún uso agrícola o ganadero que desconocemos, muchos han debido de ser los traseros que han contribuido a pulimentar la roca. Justo debajo de la pendiente hay un gran hueco en el suelo formado por los pies al frenar la caída, dándonos a enten…