Ir al contenido principal

UN VIEJO SUPERVIVIENTE

Aunque pueda parecer algo delirante, cada vez estoy más convencido de la necesidad que tienen algunos vestigios de nuestro pasado, más o menos reciente, de no ser olvidados. Hace unos días, con un sol de esos de invierno, que no calienta pero que deja unos preciosos colores en el campo, decidí abandonar la bici y salir a correr para cumplir mi propósito de año nuevo. Cruzando la pasarela de la rotonda de la estación de tren, aquí en Cáceres, por la que habré pasado centenares de veces al ser una de mis rutas habituales para correr, me percato de algo a lo lejos que siempre me había pasado inadvertido: un bujío. No podía creer que pudiera haber un bujío a unos metros del casco urbano y que hasta ahora no lo hubiera visto. Así es que cambié de ruta y me fui a buscarlo.




Cruzando las vías, y justo detrás de la estación de tren, lo encontré. Solitario en un alto, contemplando la ciudad como el abuelo que pasea hasta la estación de Renfe y se sienta a ver cómo van y vienen desconocidos, quizá recordando, o quizá por las ganas, sin posibilidad, de marcharse y huir. Así encontré este pequeño bohío, en muy buen estado de conservación para lo que se suele ver por los campos. Desde su pequeña atalaya contempla perfectamente cómo van y vienen los trenes, el edificio de Alcoresa (al que me niego a llamar edificio del Wok como se hace ahora en la prensa), el nuevo Cáceres, el Junquillo... Ahí ha estado siempre, siempre observándonos en silencio, aguantando y contemplando la expansión, cada vez más pausada, de esta humilde capital de provincia, pero sin decir nada... al menos hasta ahora. Así que os dejo unas fotos de este pedacito de nuestro pasado que ha querido llamar nuestra atención para no ser olvidado.




Comentarios

  1. http://www.lacolmenacultural.com/celdas.php?id_celda=38899
    Su sitio en La Colmena Cultural...en mas info aparece este blog... falta la ubicación.. puedes pinchar en el icono. aparece el mapa de Cáceres y buscas su sitio exacto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

UN TOBOGÁN DE PIEDRA MÁS ALLÁ DE UNA ROTONDA

Según vas llegando a la rotonda que lleva a Aldea Moret, a la derecha, y a la carretera de Badajoz, a la izquierda, viniendo de la zona de la Cañada, si te fijas bien, a lo lejos, detrás de la "indescriptible" escultura de la rotonda, se ve una gran masa de piedra en la que destaca una zona más clara atravesada por lo que parece una línea rojiza. Pues aunque parezca mentira es un gran tobogán de granito, una Roca Resbaladera que ha sido durante mucho tiempo el divertimento de niños, y de algunos no tan niños. 
Muy cerca de las ruinas de la dehesa de La Corchuela, que os enseñé AL DETALLE no hace mucho, encontramos este divertimento pétreo que llama la atención, no sólo por su gran altura, sino por lo pulido de la piedra. Si descartamos algún uso agrícola o ganadero que desconocemos, muchos han debido de ser los traseros que han contribuido a pulimentar la roca. Justo debajo de la pendiente hay un gran hueco en el suelo formado por los pies al frenar la caída, dándonos a enten…

PINTURA RUPESTRE DEL SIGLO XXI EN CÁCERES