Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

LAS CARABELAS DE COLÓN ESTÁN EN CÁCERES

Mirar con detenimiento cada rincón de la ciudad monumental y alrededores te puede llevar a descubrir DETALLES curiosos y simpáticos. En la Calle Caleros, una de las calles con más tradición de la ciudad, existe un pequeño y moderno esgrafiado, muy bien hecho, medio escondido, en el que se recrean las tres carabelas de colón surcando un mar embravecido. Seguramente el dibujo no tenga más que unos pocos años, pero es de esas cosas que divierte descubrir en un paseo por la ciudad antigua. Así es que ya saben, nada de buscar los barcos de Colón en las profundidades, los tenemos a buen recaudo en una pequeña fachada de Cáceres. 



INSCRIPCIONES ALMOHADES EN LA TORRE DE LOS POZOS II

Ayer os mostraba en otro artículo inscripciones que pueden verse en la parte frontal de la torre de los pozos, y quise dejar para hoy la que aparece en el lateral que da a la zona ajardinada, que es sin duda la más importante de todas.  Está inscrita dentro de una cartela de 40 cm de alto por 50 cm de ancho aproximadamente. Consta de tres trazos situados a la misma altura y un cuarto ligeramente más elevado que monta sobre el límite izquierdo de la cartela. Tanto los caracteres cúficos, como las formas decorativas situadas debajo de aquella, están ejecutadas al igual que las estrellas, con cintas de mortero de cal.


Según la Dra. María Antonia Martínez Núñez, el primer término formado por tres trazos podría ser interpretado como Allah (“Dios”), al que le faltaría un grafema inicial (lam), o también como inna-hu (“Ciertamente Él”). En cuanto al trazo aislado ubicado en un nivel ligeramente superior podría corresponder al comienzo de la expresión rabbu-na (“nuestro Señor”), lo que implica…

INSCRIPCIONES ALMOHADES EN LA TORRE DE LOS POZOS I

La muralla almohade de Cáceres es uno de los recintos urbanos andalusíes de época almohade más sobresalientes que conservamos en nuestro país; tal importancia se debe no sólo a la extraordinaria permanencia de gran parte del vasto perímetro de esta cerca construida por los alarifes muminíes a fines del siglo XII, sino también la cantidad y la relativa calidad de las construcciones militares cacereñas, sorprendentemente indemnes ante el urbanismo moderno y contemporáneo. 





En el revestimiento original de la torre de los Pozos se concentran los únicos vestigios epigráficos originales que se conservan en toda la fortificación cacereña. De hecho, se han podido localizar en la mayor de las torres dos estrellas de ocho puntas, así como otras formas interesantes. Las estrellas se localizan en el frente que da a la calle Miralrío, sobre la primera hilada sin mampostería de las esquinas. Cada una de ellas está situada a 1 m aproximadamente de los extremos de la fachada. No son elementos aislados…

FACHADAS TELÓN EN CÁCERES

En la ciudad antigua encontramos un par de ejemplo curiosos y muy llamativos del uso de las "fachadas telón". Su definición es la de "portada principal del exterior de una construcción que no deja ver la estructura del edificio, incorporando un cuerpo superior decorativo que no se corresponde, al interior, con la estructura del edificio". Es decir, colocamos una fachada que es mayor que el edificio que hay detrás para que parezca más bello, impresionante o atractivo. Hay dos casos muy interesantes en la parte antigua de Cáceres: El Palacio Episcopal y La Casa del Sol.
PALACIO EPISCOPAL La construcción más antigua del edificio data del siglo XIII, siendo la fachada telón renacentista, del siglo XVI mandada hacer en 1587 por el obispo D. Pedro Gaarcía de Galarza, según reza en el friso de la misma. Destaca en ella un arco de medio punto con dos hileras de sillares almohadillados enmarcados con dos columnas. Dentro del conjunto, dos medallones con figuras de lo que par…

LAS CAMPANAS DE SANTA MARÍA Y SUS FALTAS DE ORTOGRAFÍA

Una de las cosas que me gusta hacer de vez en cuando para relajarme, es subir a las torres visitables de la ciudad. Ayer estuve en Santa María disfrutando de las vistas, de los colores (y de los calores), de la paz y la perspectiva que te da el campanario de la concatedral. En esa soledad únicamente la compañía de las campanas, que otean la vida de esta ciudad desde lo alto. Sólo protestan cada hora y antes de las misas, pero a las que ya no se atiende como se hacía hace años, aunque no desisten en mantener su puntual protesta. Así es que me propuse enseñaros un poco más sobre estas cinco campanas. Se accede al campanario mediante una escalera de caracol, sin nabo, que sale desde el coro. La escalera, embutida en la fábrica de la torre, se asoma al exterior por los pequeños vanos que dan a la fachada de los pies del templo. Esta escalera está rematada por una bóveda decorada por Pedro de Ibarra.

La sala de campanas tiene diversos vanos para los bronces: uno a cada lado para las dos may…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...