Buscar este blog

sábado, 30 de julio de 2016

LA ERMITA DE SAN JORGE TRAS EL INCENDIO

El refrán dice que "a perro flaco todo se le hacen pulgas", pues eso es lo que le ha ocurrido a la ya ruinosa Ermita de San Jorge en estos días. La tarde del pasado 23 de julio se declaraba un incencio, supuestamente a partir de una barbacoa en el paraje de "Los Millares" que fue encendida por dos hombres, ahora detenidos, desoyendo la prohibición que se estableció a partir del 1 de junio por el alto riesgo de incendios. La barbacoa ha arrasado 1671 hectáreas de pasto, algún matorral y también zonas de dehesa. El fuego ha afectado a la urbanización de "El Galindo" y tuvo tal virulencia que fue capaz de sobrepasar barreras como el Salor o la propia carretera de Badajoz que tuvo que ser cortada durante varias horas, a consecuancia de la baja visibilidad provocada por el humo.











Además de arrasar con la vida a su paso, los chalés, animales domésticos, silvestres y de granja, ha puesto en peligro a la Torre de los Mogollones y la supuesta Ermita de San Jorge. Es curioso cómo a través de Facebook, el correo o el propio teléfono muchos amigos y seguidores del blog se han puesto en contacto conmigo para informarse del estado de la ermita. Hoy por fin, y atendiendo al sentido común esperando un tiempo prudencial, ha madrugado y me he acercado a ver cómo se ha visto afectada mi ruina preferida. Con algo de miedo y el olor a quemado aún, me acercaba a la edificación con la esperanza de que siguiera tan destrozada como siempre y que el fuego la hubiera respetado. Así ha sido, evidentemente el fuego se ha quedado a las puertas ya que la ermita es de piedra y no hay ningún tipo de combustible en su interior, así es que el fuego no ha destrozado aún más los frescos. 






















Gracias al incendio el edificio está más limpio que nunca en su perímetro  y me ha permitido hacer fotos que hasta ahora no habían sido posibles. A pocos metros he podido localizar un pilar o columna que normalmente se encuentra entre la maleza. He podido encontrar, además,  restos de pintura en uno de los muros que supuestamente no las tenía, y me ha ayudado a comprender la fortaleza de esta superviviente, ya que hasta el pasto que alojaba su techo ha ardido sin que haya afectado, al menos de forma directa, a las pinturas.




Quiero destacar, de nuevo, y casi acusar con el dedo, a las autoridades de esta ciudad, de esta provincia y de esta comunidad, por permitir que este monumento esté a punto de desaparecer, no por culpa del tiempo, sino por la incompetencia, dejadez e insensibilidad de una clase política a la que no le sobra la capacidad de admirar una belleza como esta. Si os fijáis en las fotos, y no sé si por culpa de la contracción de los materiales o el intenso calor que habrá sufrido en el incendio, la cúpula se está abriendo cada vez más. Se nota en cada visita que la grieta es mayor,  y toda una parte de la capilla se va a caer de un momento a otro, mientras que los que mandan ignoran este pedazo del pasado de nuestra ciudad.









Afortunadamente, y sólo por ahora, la ermita sigue en pie... espero no tener un día que contaros que finalmente hemos perdido la riqueza que guarda. 



 

domingo, 24 de julio de 2016

CUANDO CÁCERES ESTABA A LA CABEZA DE LA AVIACIÓN FEMENINA



Hace ya unos meses que os conté que hubo un tiempo en el que Cáceres se situaba a la cabeza de la automoción de España, aquí se matriculó el primer coche de la Península Ibérica, funcionó el primer Taxi y la primera línea regular de autobuses. Pues también en nuestra ciudad tuvimos la suerte de contar, casi durante 70 años, con la primera mujer que voló en el país: Dña. Eladia Montesino-Espartero (1897-1999). Aunque nacida en Madrid y criada en su juventud en Francia, la mayor parte de su vida la pasó en nuestra ciudad, por la que sentía verdadera pasión. Fue una mujer adelantada a su tiempo, desde muy pequeña jugaba al tenis, montaba a caballo o en moto, actividades poco comunes en las señoritas de la época. Durante su estancia en Francia, en la primera Guerra Mundial ejerció como voluntaria para la Cruz Roja en Burdeos, lo que nos ayuda a hacernos una idea de la personalidad y fuerza de esta señora.



Desde su nacimiento su vida estuvo vinculada a la aviación, ya que su padre, Luis Montesino-Espartero, era piloto comercial y el representante en España de la compañía Societé De Lignes Latécoere que terminaría convirtiéndose en 1927 en la Compañía General Aeropostal y en el 1931 en Air France al ser comprada por el Gobierno Francés. Don Luis cubría como piloto la línea postal entre Toulouse y Casablanca y en la que ejerció como piloto, entre otros, el afamado autor de El Principito, Antoine de Saint-Exupéry. Con el tiempo fue capaz de adquirir tres aparatos para inaugurar en España el servicio postal aéreo Madrid-Alicante-Málaga que operaba desde 4 Vientos, en Madrid, y fue concretamente su hija, Doña Eladia, la encargada de bautizar el primero de esos vuelos el 4 de abril de 1920 como se recogió en diario ABC.





Pero ella ya había hecho historia un año antes, al ser la primera mujer que volaba en España, ya que realizó su primer vuelo el 18 de junio de 1919, también desde Madrid, junto al piloto francés Boulard, con quien también realizó en alguna ocasión la ruta Madrid-Alicante-Málaga sobrevolando Sierra Nevada, sobrepasando alturas de más de 3500 metros, otro hito histórico en la aviación femenina española.





Doña Eladia se trasladó a Cáceres en 1926 al casarse con Pedro Romero Mendoza, importante escritor, que, entre otras muchas cosas, fue el director de la revista Alcántara más de 20 años, donde su mujer colaboraba frecuentemente con poemas y cuentos. Dña. Eladia ejerció como profesora de francés en el Instituto El Brocense y las Escuelas Normales. Residió la mayor parte de su vida en un chalé, hoy ya desaparecido, en la calle Gómez Becerra Nº2, y fue en nuestra ciudad donde tuvo y crió a sus ocho hijos. Falleció en Madrid a los 101 años, aunque toda su vida fue una enamorada de Cáceres a la que escribió, entre otros muchos, los siguientes versos:




Me gusta el grave silencio
Que te envuelve y te amortaja,
Sólo turbado, de pronto,
Por atrevidas pisadas,
Y el canto de la lechuza
Qua parece decir… ¡Calla!

Iglesia de San Mateo,
De Santiago, Santa Clara,
Severo solar del Sol,
Casa de la Generala,
Os contemplo y os admiro
Bajo la noche estrellada

¡Ay Cáceres, viejo Cáceres!
Entre tus viejas murallas
Enajenaste mi espíritu
¡Me tienes cautiva el alma!



ACTUALIZACIÓN 20 DE SEPTIEMBRE DE 2016


Hoy 20 de septiembre he podido leer una publicación en el grupo de Facebook llamado "Fotos antiguas de Cáceres", en la que Pablo Romero Montesino-Espartero (hijo de Doña Eladia) compartía una postal con una imagen de su abuelo que éste envió a su madre el 23 de enero de 1913. He pedido el permiso pertinente para poder compartirla en el blog con todos vosotros. D. Pablo escribía lo siguiente:

PIONEROS DE LA AVIACION EN ESPAÑA Hace unos años compré una enciclopedia de la aviación, sufriendo una gran desilusión al ver que en ella no figuraban ni mi abuelo Luis Montesino-Espartero ni mi madre Eladia Montesino - Espartero Averly, tampoco encontré referencia alguna sobre ambos en la página del Ejercito del Aire Español. Aquello me encoraginó para llevar a cabo una recopilación de fotos y de investigación en la hemeroteca del ABC que me supuso un esfuerzo, pero que como todo en esta vida vino premiado con resultados.
 
Ahora mi abuelo materno y mi madre, tienen un rincón en la Historia de la Aviación en España http://www.ejercitodelaire.mde.es/ea/pag… que creo eran acreedores a él. Entre mis fotos más entrañables de mi abuelo os muestro en qué clase de aparatos volaba en Ëtampes (Francia), lugar en el que al parecer se fabricaban. Cuatro de estos aeroplanos fueron comprados por él para la primera escuela de aviación de España en Getafe de la que había sido nombrado Director sin remuneración alguna.  


 
La foto en cuestión se la envió a mi madre al colegio el 23 de Enero de 1913, cuyo texto dice así: 

Texto sobre la foto:
No te creas mi pequeña Eladia, que venido de un país remoto este sea algún pastor de Arcadia, ¡Es tu padre metiéndose a Piloto es tu pin, es tu pan, es tu Poto¡
 Étampes (Francia) 23. 1. 1913

Texto sobre el reverso de la foto:

Queridísima Eladita: Te mando mi retrato en el primer aparato que monté y pronto podré mandarte una en los recientemente comprados que estamos (...?) y que me hará un fotógrafo (Mefistófeles) que se presenta en una (...?) en el aeródromo cuando menos se quiere y nos ha sacado a todos. Ayer y hoy he hecho varios vuelos y aterrizajes sin romper ni romperme nada. Hoy acabé rompiendo un patín y una cuerda de piano, pero esto es poca cosa y todos dicen que muy bien. Dame noticias tuyas y de tus estudios. Recibe mil besos de tu Pin (nombre cariñoso por el que mi madre le llamaba familiarmente).


Muchísimas gracias  Pablo Romero Montesino-Espartero por compartir estos recuerdos con todos nosotros.

ACTUALIZACIÓN 3 DE OCTUBRE DE 2016


A sugerencia mía, hablan de la vida de Doña Eladia en la sección MUJERES CON HISTORIA del veterano programa de radio LA ROSA DE LOS VIENTOS. Aunque hay algunos datos que no son del todo correctos, me parece importante el reconocimiento de su figura a nivel nacional. Espero que os guste.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...