Ir al contenido principal

LOS BARRUECOS I. GRABADOS G1


Unos amigos ciclistas siempre dicen que todos los caminos conducen a los Barruecos y yo creo que es verdad, hay pocos lugares tan interesantes en la inmediaciones de Cáceres, aquí se unen el arte rupestre, la naturaleza, la geomorfología, el arte contemporáneo... Pocos sitios que rezumen tanta historia. Como da para tanto, voy a comenzar una serie de post sobre este mágico lugar. Una buena forma de disfrutar  de su arte rupestre es consultando la bibliografía existente, yo he usado un fantástico libro titulado Pinturas y grabados rupestres esquemáticos del Monumento. Natural de Los Barruecos. Malpartida de Cáceres de  M“ ISABEL SAUCEDA PIZARRO que podéis encontrar en la siguiente dirección:


http://www.cuparq.org/wop-content/uploads/publicaciones/MEMORIAS_DEL_MUSEO_ARQUEOLOGICO_CACERES/MEMORIAS_DEL_MUSEO_ARQUEOLOGICO_CACERES_II.pdf

Para mostrar algunos de los tesoros que los Barruecos guardan me ayudaré de las referencias que en él se utilizan y que aparecen en el siguiente mapa:


Hoy os mostraré lo que en el mapa aparece como G1, una roca situada junto al aparcamiento principal en el Barrueco de abajo y de muy fácil acceso. Los grabados predominantes son las cazoletas intercaladas con líneas que unen algunas de ellas entre sí. Se denomina cazoleta a un pequeño hueco artificial excavado en la superficie de algunas rocas, teniendo generalmente una sección semiesférica y planta circular (aunque también se encuentren de planta cuadrangular). Pueden encontrarse tanto aisladamente como formando agrupaciones, con otras cazoletas, como es este caso, o con otros grabados rupestres. Las hipótesis existentes sobre la funcionalidad de las cazoletas son múltiples, entre ellas:
  • colectores para ofrendas,
  • receptáculos de libaciones o de sacrificios,
  • símbolos de carácter sexual femenino,
  • cartografías, de constelaciones y terrestres,
  • marcadores de espacios sagrados, de caminos migratorios, de locales con alto valor mágico y propiciatorio,
  • ligadas a cultos litolátricos, acuáticos, destinados a promover o a incrementar la fertilidad, particularmente la femenina,
  • tableros para juegos,
  • marcadores de operaciones pre-numéricas.
Además junto a esta enorme roca podemos ver varias tumbas antropomorfas así como disfrutar de las formaciones provocadas por la erosión del granito, de las que destacamos los característicos tafonis de la zona.
















Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

UN TOBOGÁN DE PIEDRA MÁS ALLÁ DE UNA ROTONDA

Según vas llegando a la rotonda que lleva a Aldea Moret, a la derecha, y a la carretera de Badajoz, a la izquierda, viniendo de la zona de la Cañada, si te fijas bien, a lo lejos, detrás de la "indescriptible" escultura de la rotonda, se ve una gran masa de piedra en la que destaca una zona más clara atravesada por lo que parece una línea rojiza. Pues aunque parezca mentira es un gran tobogán de granito, una Roca Resbaladera que ha sido durante mucho tiempo el divertimento de niños, y de algunos no tan niños. 
Muy cerca de las ruinas de la dehesa de La Corchuela, que os enseñé AL DETALLE no hace mucho, encontramos este divertimento pétreo que llama la atención, no sólo por su gran altura, sino por lo pulido de la piedra. Si descartamos algún uso agrícola o ganadero que desconocemos, muchos han debido de ser los traseros que han contribuido a pulimentar la roca. Justo debajo de la pendiente hay un gran hueco en el suelo formado por los pies al frenar la caída, dándonos a enten…

PINTURA RUPESTRE DEL SIGLO XXI EN CÁCERES