Buscar este blog

lunes, 16 de octubre de 2017

PUENTE “CHICO” DEL GUADILOBA



El Guadiloba es ese sediento pantano, realimentado por el Almonte, del que los cacereños bebemos y nos servimos a diario. Más allá y acá del embalse carece, aparentemente, de entidad propia, siendo olvidado y despreciado por la ciudadanía. Pero alrededor de su cauce, en un pasado no demasiado lejano, proliferaron molinos, fábricas harineras y algunos puentes. Poco a poco os quiero enseñar estos tesoros escondidos de nuestro río, centrándome hoy en lo que yo llamo el “puente chico”, evidentemente por su tamaño, y sobre todo, por comparación con otro que está aún más cerca de la ciudad, y que enseñaré pronto Al Detalle.




En la finca Suerte de Paredes encontramos este puente para el paso del ganado, asentado sobre pizarras y grauvacas, posee planta recta y perfil alomado. Es de mampostería con las propias pizarras de la zona, mientras que los desiguales arcos están hechos con ladrillo. Los encontramos de medio punto, así como rebajados. En el lado izquierdo se conservan tajeas que han desaparecido en el otro extremo. Aparentemente no hay vestigios de petril y la calzada estaría empedrada con cantos que sólo se conservan en algunos pequeños tramos. Esta calzada no alcanza el metro y medio de ancho.




Por su tipología constructiva y su tamaño (más de 25m de largo, pero no mucho más de dos metros de alto) podemos considerarlo como de fábrica popular para uso agropecuario y tránsito a pie. A pesar de la humildad en las técnicas de construcción y materiales, podemos considerarlo algo más que una simple pasarela para el ganado. Además, soporta, con bastante honestidad y firmeza, el paso del tiempo, el abandono y olvido.





Podemos acceder a él desde el camino que circunda el pantano, o más directamente desde la salida al camino de Torremocha de la N521, atravesando un paso elevado sobre la autovía. El acceso es sencillo desde ambos lugares.




Poco a poco os iré mostrando algunos secretos que guarda el Guadiloba y que nos dan una idea de que hace un tiempo no era ese cauce sediento que se nos presenta ahora. Os invito a acercaros y conocer, Al Detalle, sus secretos. 


martes, 3 de octubre de 2017

OCTUBRE 2017. LA PIEZA DEL MES EN EL MUSEO DE CÁCERES


Desde hace años, siempre me ha gustado descubrir la pieza del mes que nos presentan periódicamente desde el Museo de Cáceres. Me parece que es un ejercicio que se asemeja a la filosofía del blog. Es asomarse a pequeños detalles, a piezas que muchas veces no son espectaculares, pero que forman parte de nuestra historia, de nuestro pasado. Por eso, y con los permisos pertinentes, voy a enseñaros esta pieza en Cáceres Al Detalle. Espero que os guste la idea, y que además, os entren ganas de ir con frecuencia al Museo, que siempre merece la pena. En el panel explicativo que acompaña a la pieza podemos leer:


BROCHE DE CINTURÓN
SIGLO VI.
MALPARTIDA DE CÁCERES
A lo largo de estos cien años de vida del Museo de Cáceres, muchas de las piezas arqueológicas que han ingresado lo han hecho gracias a las excavaciones arqueológicas realizadas con motivo de las obras de infraestructuras llevadas a cabo en la provincia de Cáceres. Los  movimientos de tierras que se producen sacan a la luz yacimientos arqueológicos hasta entonces desconocidos; en 1911 por ejemplo las obras de la carretera de Cáceres a Monroy, que entonces atravesaba el yacimiento de Cáceres el Viejo, sacaron a la luz algunos objetos que impulsaron la excavación científica campamento romano unos años después. Las obras de carreteras, vías del tren, urbanizaciones, polígonos industriales, parques fotovoltaicos… conllevan la realización de prospecciones previas para comprobar la existencia de yacimientos arqueológicos y si resultaran afectados, su posterior excavación.


La construcción de las autovías autonómicas EX-A1 o la A-58 han supuesto la excavación de un buen número de yacimientos de distintas épocas, así como la A-66 o Vía de la Plata que por su historia a lo largo de varios milenios ha sido un lugar de paso de muchas culturas que han dejado un buen número de yacimientos desde el norte de Cáceres hasta el sur de Badajoz. Igualmente las obras del trazado del tren de Alta Velocidad Española (AVE) han contado con prospecciones y excavaciones arqueológicas. De acuerdo con la ley 2/99 de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura, todos los materiales arqueológicos procedentes de la provincia de Cáceres deben ser depositados en el Museo de Cáceres.



En el año 2007 con motivo de la construcción de una planta fotovoltaica en la dehesa de Los Estantes, en Malpartida de Cáceres, se localizaron 36 tumbas de época romana y visigoda que fueron excavadas previamente a la instalación de los paneles solares. En una de las tumbas visigodas, compuesta por grandes losas de granito, se recuperó esta hebilla o broche de cinturón de bronce. El broche es de forma ovalada con una aguja o hebijón de base escutiforme y escotaduras laterales que se curva en un extremo para adaptarse a la sección circular de la hebilla. En la misma dehesa, durante la ampliación de la planta fotovoltaica se localizó un cortijo que estuvo en uso entre los siglos V-VIII, y posteriormente, no lejos de este cortijo, durante los trabajos construcción de un paso elevado sobre la vía del tren Cáceres-Valencia de Alcántara fue localizado otro asentamiento medieval con zonas domésticas y una prensa de molino que prolongaba su ocupación hasta el siglo IX, ya en época islámica.


http://museodecaceres.gobex.es/web/view/portal/index/standardPage.php?id=69

jueves, 21 de septiembre de 2017

VISITANDO EL ARCHIVO HISTÓRICO PROVINCIAL DE CÁCERES I


Hace unos días, gracias a la intercesión de Serafín Martín y la amabilidad de Esperanza, su directora, pude conocer el Archivo Histórico de Cáceres, Al Detalle. Como la información es mucha, así como las imágenes, dividiré el artículo en dos partes, una dedicada al archivo propiamente dicho y sus funciones, y otra al edificio.

El Archivo Histórico Provincial de Cáceres se creó por Orden del Ministerio de Educación Nacional el 28 de septiembre de 1950 (B.O.E. de 20 de noviembre), a propuesta del Excmo. Ayuntamiento de Cáceres. Su primera finalidad fue reunir los fondos documentales de la Provincia. Entonces se creó la “Biblioteca Pública y Archivo Histórico de Cáceres”, bajo la protección de un patronato que funcionaba como una sección del Patronato Provincial para el fomento de los Archivos, Bibliotecas y Museos Arqueológicos, pero con independencia del pleno y con autoridad propia para los asuntos referidos a la Biblioteca y al Archivo Histórico. En sus primeros años, el archivo recibía dotaciones económicas de las cantidades consignadas en los presupuestos del Estado y del Excmo. Ayuntamiento de Cáceres.

Su primera sede fue el Palacio de la Isla, debido al constante incremento de los fondos documentales, en el año 1980 se inician las gestiones para el traslado de los fondos a un nuevo edificio. Así, en el Plan de Inversiones de la Subdirección General de Archivos, se programa la construcción o adaptación de algún edificio para Archivo Histórico Provincial de Cáceres. El Delegado de Cultura en Cáceres informa que la solución podría estar en la cesión por parte de la Caja de Ahorros de Cáceres del llamado Palacio Toledo Moctezuma, ya cedido al Ministerio de Información y Turismo, para la construcción de un Parador Nacional que renunció posteriormente al proyecto, con la consiguiente desafectación del inmueble. Como quiera que este edificio seguía siendo aún pequeño para poder albergar todos los fondos, que presumiblemente ingresarían, se solicita información urbanística al Ayuntamiento para un solar anexo sito en las calles del Obispo Álvarez de Castro, adarve del Cristo y Calle Tiendas con vistas a su edificación y construcción posteriormente de un paso elevado que comunique el Palacio de Moctezuma con el nuevo edificio. En 1986 se inicia la incoación del expediente de cesión gratuita de dichos solares municipales al Estado para ampliación del Archivo Histórico Provincial. El 17 de octubre de 1989 el Excmo. Ayuntamiento de Cáceres hace donación de dicho solar y se produce el acta de afectación del inmueble que se hace efectiva el mismo día.

El archivo inició el traslado al Palacio Moctezuma en el año 1992. En el solar colindante se construye un edificio anexo de nueva planta que fue recepcionado el 27 de noviembre de 1996, dotado de modernas instalaciones, que supuso la disponibilidad del edificio de titularidad estatal y, en consecuencia, que en 1997 se procediera a trasladar el resto de documentación depositada en el Palacio de la Isla al nuevo depósito, dejando definitivamente el viejo edificio.

Entre las funciones del archivo están la de recibir por transferencia los Protocolos Notariales centenarios y los documentos de las delegaciones provinciales de la Administración del Estado y por donación, legado, depósito o compra cualquier otro fondo de carácter privado o público. Organizar y describir los fondos documentales que conserve. Realizar la conservación preventiva de los fondos documentales custodiados y restaurar aquellos que lo precisen. Digitalizar los fondos documentales conservados. Permitir a la Administración y a los ciudadanos el acceso a los documentos y a la información que contienen con las restricciones que marca la ley. Difundir por cualquier medio (exposiciones, publicaciones, visitas guiadas, cursos etc.) los fondos documentales conservados.


Una vez contada la parte más formal, que nos da una idea del importante y complicado trabajo que se hace en el archivo, os voy a contar mi visita. Tras una pequeña y agradable charla con la directora pasamos a ver la sala de consulta de documentos con un total de 21 puestos y varios ordenadores, con unas pantallas enormes, en los que se pueden consultar los fondos digitalizados, que cada vez son más. Pasamos a la sala de reprografía y otra donde suelen acceder las excursiones y visitas para no molestar a los investigadores en sus trabajos. Y aunque ya no se utilizan, evidentemente, conservan una vieja y preciosa estantería con las típicas cajoneras con sus fichas escritas a máquina, como un recordatorio de la antigua forma de trabajar y para que sirva para que los estudiantes se imaginen la labor de un archivo cuando no existían los ordenadores. Pasamos entonces ya a salas con los archivos en las que me sorprenden viejos frescos que se han mantenido.




Atravesamos decenas de salas en las que se controla la temperatura y la humedad y me permiten abrir un momento las ventanas para hacer las fotos, pero que normalmente se encuentran protegidas del sol para no dañar los viejos legajos que atesoran.  Todavía no hemos pasado al precioso, funcional y polémico edificio nuevo. Cuando llegamos él me entusiasma sus volúmenes, sus detalles y la luz tamizada por el alabastro de sus ventanas. Recorremos los pasillos disfrutando de la ingente cantidad de documentos que esconde cada uno de los estantes.






Llegamos entonces a la zona de recepción de documentos, restauración, digitalización… y mi admiración por el trabajo callado que desde aquí se hace, va aumentando por momentos. Pude disfrutar de antiguos planos, o documentos del siglo XIV, fotografías restauradas y de una cantidad de tesoros documentales que me sobrecogen. En el laboratorio, donde me encuentro más como en casa, veo el proceso de restauración del papel, de los encuadernados... Contemplo el mimo con el que se trata cada página y el mimo con el que se trata cada uno de los volúmenes o documentos que me muestran.




Cuando leemos cualquier referencia bibliográfica, datos de compras, de ventas, de muertes, de batallas… no sabemos el enorme trabajo que tienen detrás. Sostienen cada uno de esos datos, la conservación, restauración y análisis exhaustivo de cada párrafo, de cada línea. No nos podemos imaginar la labor que hacen y de las que el resto nos nutrimos. La emoción de los documentos que veo y el reconocimiento a una labor callada, me llenan de emoción.



Entonces pasamos a recorrer otras partes del edificio… pero eso os lo contaré, Al Detalle, en el siguiente post. 


P.D. Cualquier ciudadano puede visitar el archivo solicitándolo previamente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...