Ir al contenido principal

EL SANTUARIO RUPESTRE DE LOS BARRUECOS


Que los barruecos es un paraíso para los amantes de la naturaleza y la geología es algo que todo el mundo sabe, porque está declarado como Monumento Natural. Pero que se trata de un paraíso del arte rupestre es menos conocido. Exceptuando alguna tumba, muchos de los paseantes no reparan en la riqueza arqueológica del lugar. En entradas anteriores ya hablé de unas cazoletas y del observatorio solar. Hoy toca fijarse en las pinturas rupestres y voy a empezar por arriba, es decir, por el conjunto pictórico más impresionante e importante de la zona, lo que algunos conocen como el Santuario de los Barruecos. La cronología de estas pinturas podría corresponderse con la del asentamiento del Neolítico Final de Los Barruecos, según Sauceda Pizarro, “apuntando, en cualquier caso, hacia la etapa inicial y plena del Calcolítico en Extremadura, principios y mediados del III Milenio a.C., coincidiendo así con la establecida y tradicionalmente aceptada por autores como Ripoll, Jordá o Blázquez, que sitúan el momento de mayor apogeo de este fenómeno en el Calcolítico” 


Me van a permitir una pequeña maldad, no les voy a decir la manera de encontrarlo, porque el día que yo lo hice la satisfacción de lo encontrado y la propia búsqueda hicieron que la emoción fuera doble. Sólo os diré que se trata de la referencia P2 en el libro que aparece en la bibliografía. Con ese mapa y la descripción es suficiente para dar con esta joya.

Se trata de un concavidad producida por la erosión del granito, la entrada tiene algo menos de 20cm de alto y la altura interior supera los dos metros. Dentro caben varias personas, es bastante amplio. En el exterior también hay pinturas, pero muy mal conservadas, es en el interior donde podemos disfrutar de esta joya. La pintura es monocroma, en rojo con motivos antropomorfos, ancoriformes, cuadrúpedos, ramiformes, puntuaciones... donde llama la atención el buen estado de conservación y la intensidad del color. Os pongo algunas fotos (si retoque fotográfico) del conjunto.



En el libro Pinturas y grabados rupestres esquemáticos del Monumento Natural de Los Barruecos, de Mª Isabel Sauceda, se hace una descripción y clasificación de todas las pinturas, yo destacaré sólo las que me parecen más importantes, siguiendo la misma nomenclatura que en esta publicación.

PANEL INTERIOR 1

Se sitúa sobre el orificio de entrada y salida de la roca. Destaca la presencia de soliformes rodeado de una serie de puntuaciones. 


PANEL INTERIOR 5

El más importante del conjunto y de todos los que aparecen el Los Barruecos. Se trata de un cuadrúpedo sobre el que aparece un antropomorfo que porta un elemento y un tocado, se ha interpretado como una escena de domesticación. Tanto por la disposición central, como por sus grandes dimensiones, parece constituir el esquema pictórico principal. A la derecha y algo más abajo se puede ver un antropomorfo ancoriforme junto a unas barras y puntos.



PANEL INTERIOR 9

Situado en un tafoni, representa una figura antropomorfa semiesquemática acompañada de manchas redondeadas.


Os dejo algunas fotos más y un pequeño vídeo. Sólo quisiera recalcar a todos los que se acerquen a este lugar, que lo hagan con el mayor respeto y cuidado a las pinturas y el entorno, no es la primera vez que un acto vandálico, o un descuido, destroza un lugar así. Sólo queda buscarlo, encontrarlo y dejarse emocionar por este espacio.












FUENTE BIBLIOGRÁFICA:
Pinturas y grabados rupestres esquemáticos del Monumento Natural de Los Barruecos, de Mª Isabel Sauceda

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA VERDADERA CASA DEL MIEDO ESTÁ EN SIERRA DE FUENTES

Cuando hace unos meses publiqué la estrada dedicada a la Casa del Miedo de Valdeflores, en Cáceres, un conocido me escribió para señalarme que en Sierra de Fuentes había otra Casa del Miedo. Me indicó la ubicación, y como siempre suelo hacer, me dirigí al Registro Catastral para cerciorarme del Término Municipal y del verdadero nombre de la propiedad. Y me atrevo a afirmar que esta es la verdadera Casa del Miedo porque ese es el nombre que recibe en el Catastro. No sólo es un mote local, sino su verdadera denominación legal. En ese momento la emoción de adentrarme entre sus muros me pudo y a la mañana siguiente me subí a la bici hasta encontrarla. Allí estaba, ruinosa y altiva al mismo tiempo.

Cuando empecé a hacer fotos estaba completamente solo, nadie paseaba por la zona, únicamente escuchaba pasar algún coche por la carretera cercana, muy esporádicamente. Una mezcla de admiración y miedo me invadía, algo que no ocurre siempre, era una sensación de estar acompañado en plena soledad.
I…

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

LEONCIA, "LA VIEJA DEL PERIÓDICO", AL DETALLE

Todos hemos pasado cientos de veces delante de ella, y seguro que nos hemos hecho alguna foto abrazándola. Quizá hemos quedado con alguien que no conoce bien Cáceres, y le hemos dicho: "quedamos donde la vieja del periódico". Quizá sea la escultura más retratada por los turistas, y seguramente a la que más cariño le tenemos los cacereños.
La vida de Leoncia no fue fácil, y seguro que nunca pensó pasar a la posteridad en su ciudad de acogida, ya que ella nació en Valencia de Alcántara en 1903 y fue abandonada al nacer a las puertas de la Iglesia Parroquial de Rocamador. Pronto la acogió un matrimonio de la localidad y siendo muy pequeña se traslada a Cáceres. Como ocurría en aquella época, siendo una niña la ponen a servir para llevar un sueldo a casa. Entra a trabajar a la casa del conocido abogado Felipe Alvarez de Uribarri, casado con María San José. La casa no estaba lejos del lugar donde ahora podemos ver la escultura de Leoncia. Se situaba la casa de los Álvarez en la Pl…