Ir al contenido principal

ERMITA "LIGNUM CRUCIS". UNA IGLESIA EN UN PATIO

Hoy voy a traicionarme a mi mismo y al blog en su compromiso de sólo enseñar DETALLES exteriores y hoy voy a mostraros una zona interior. En realidad es una ermita dentro de un palacio, concretamente el palacio de los Duques de Abrantes, en las cuatro esquinas. En su patio interior se edificó esta pequeña iglesia que albergó durante varios siglos la mayor reliquia (al menos en tamaño) de la Cruz de Cristo. Antes de contaros la interesante y curiosa historia, de la que también se conoció como la Ermita de la Excomunión, os enseñaré unas fotos de los claustros y de unos preciosos detalles de este palacio, que actualmente alberga una residencia de estudiantes regentada por las Hijas de Cristo Rey.










Para conocer la historia de esta ermita nos tenemos que remontar al nacimiento de D. Bernardino López de Carvajal en 1456 en Plasencia. LLegó a ser Maestro en Sagrada Teología en la Universidad de Salamanca en 1480, un año más tarde a la edad de veintiséis años es nombrado rector de la Universidad. A lo largo de su vida eclesiástica, llegó a ser Camarero  y hombre de confianza del Papa español Alejandro VI (cuyo nombre de nacimiento era Rodrigo de Borja), Obispo de Astorga, de Badajoz, Sigüenza, Ostia, Cartagena y Plasencia (Cáceres); 1493 es nombrado Cardenal del Título de la Santa Cruz de Jerusalén; fue embajador de los Reyes Católicos en Roma, y del Papa en Lombardía; Nuncio en España; y también estuvo a punto de ser papa en dos ocasiones y antipapa una, en el Conciliábulo de Pisa en 1511, que le valió su excomunión por parte de Julio II, aunque le fue levantada por el papa León X.








Como Cardenal del Título de la Santa Cruz de Jerusalén comenzó una obra en la basílica del mismo nombre de Roma, en donde encuentra, casi olvidada, una reliquia de la Cruz de Cristo que decide "custodiar personalmente", es decir, que decide quedársela para regalarla posteriormente a su sobrino, el Arcediano de Plasencia, Francisco de Carvajal y Sande, que la trajo a Cáceres. Cuando el Papa se entera decide "castigarle" obligándole a sufragar la construcción de varias ermitas en la ciudad siendo la que nos ocupa hoy la primera de ellas, en el patio de la casa de su sobrino Francisco. Debido a su defunción en 1523 no pudo completar todas las ermitas pero nos dejó este curioso edificio en la ciudad.









La ermita es cuadrada de cinco metros de lado, con un solo altar frente a la puerta, destacando en lo alto del mismo un cuadro de San Jorge (según aparece en la bibliografía, pero personalmente me parece que es de Santiago), atribuido al pintor Mateo Urones. En el exterior destacar el escudo en la puerta de acceso, que tiene representado una original cruz, así como la existencia de un pozo, con brocal incluido, que hay junto a uno de los muros exteriores. Y en el suelo, debajo del que se puede contemplar en la actualidad, una misteriosa cripta donde se efectuaron varios enterramientos.




Durante siglos la capilla se convirtió en lugar de peregrinación para cristianos de todo el mundo, pero desgraciadamente la reliquia desapareció de la ermita, junto a otros enseres, en los años 20 del siglo pasado, llevándosela a Madrid la Condesa de Portago, perdiéndose desde entonces la pista.

Actualmente el palacio es una residencia femenina, pero tres veces al año se abre la capilla: el día de la celebración del Bautismo de Jesús (fin de semana posterior al día de Reyes), el 3 de mayo, el día de la Invención de la Santa Cruz y el Jueves Santo. Os invito a conocer esta curiosa ermita y conocer un poco más del pasado de nuestra ciudad.


BIBLIOGRAFÍA:
http://norbacaesarina.blogspot.com.es/2013/04/la-capilla-del-lignum-crucis-de-caceres.html
http://www.camaracaceres.es/actividades/publicaciones/libros/completos/59.pdf

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

UN TOBOGÁN DE PIEDRA MÁS ALLÁ DE UNA ROTONDA

Según vas llegando a la rotonda que lleva a Aldea Moret, a la derecha, y a la carretera de Badajoz, a la izquierda, viniendo de la zona de la Cañada, si te fijas bien, a lo lejos, detrás de la "indescriptible" escultura de la rotonda, se ve una gran masa de piedra en la que destaca una zona más clara atravesada por lo que parece una línea rojiza. Pues aunque parezca mentira es un gran tobogán de granito, una Roca Resbaladera que ha sido durante mucho tiempo el divertimento de niños, y de algunos no tan niños. 
Muy cerca de las ruinas de la dehesa de La Corchuela, que os enseñé AL DETALLE no hace mucho, encontramos este divertimento pétreo que llama la atención, no sólo por su gran altura, sino por lo pulido de la piedra. Si descartamos algún uso agrícola o ganadero que desconocemos, muchos han debido de ser los traseros que han contribuido a pulimentar la roca. Justo debajo de la pendiente hay un gran hueco en el suelo formado por los pies al frenar la caída, dándonos a enten…

PINTURA RUPESTRE DEL SIGLO XXI EN CÁCERES