Ir al contenido principal

CRUZ “DE MUERTE” ENTRE ALDEA DEL CANO Y CASAS DE DON ANTONIO.




Las cruces que señalan muertos, son marcas conmemorativas de sucesos luctuosos que solían ocurrir durante el desarrollo de alguna actividad laboral en el campo, en el transcurso de un viaje o a causa de alguna muerte violenta, muchas veces como consecuencia de la violencia de género por desgracia. En recuerdo de estos hechos desgraciados se levantaban cruces en el lugar de la muerte, habitualmente a la vera de los caminos, para que los transeúntes tuvieran siempre presente el recuerdo de la persona fallecida y rezasen un responso por su alma. Las cruces así erigidas pasaban a tener una función conmemorativa y a la vez eran cruces de dirección.


El repertorio de cruces es relativamente reducido y se puede englobar en dos grandes familias: cruces elaboradas por canteros y cruces de “circunstancia. Éstas, las más sencillas, son las cruces que se trazan en determinadas rocas o piedras realizadas por un familiar o un ser allegado al fallecido. Son cruces que suelen “marcar” el lugar de la muerte y por tanto su ubicación es conocida por un reducido número de personas.  Un segundo tipo engloba aquellas dispuestas en lanchas de piedra medianamente trabajadas con el fin de conformar un bloque rectangular o paracircular, modalidad heredada de las estelas de época medieval, en el que grabar una cruz o labrarla en bajorrelieve. En esta familia podemos encuadrar la cruz encontrada en el camino que lleva desde la carretera que une Aldea del Cano con Albalá, a Casas de Don Antonio. 





A decir la verdad, la primera vez que la encontré me causó un gran impacto por la luz, el frío de invierno y la niebla. Y ahora, aunque sepa dónde está, se me sigue encogiendo el estómago cada vez que paso delante de ella, pensando en la persona a la que estaría dirigida, las circunstancias de la muerte…



Aunque a alguno le pudiera parecer una falta de respeto, en una de las salidas en bici decidí marcar el relieve con tiza para asegurarme de las siglas y la fecha, como un tímido acto de justicia y recuerdo para alguien que perdió la vida en ese lugar. Como se observa perfectamente, las iniciales de la persona fallecida eran YRG y falleció en 1921, en mitad de una preciosa dehesa en medio de la nada. Sirva como recuerdo este post. D.E.P.



Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA VERDADERA CASA DEL MIEDO ESTÁ EN SIERRA DE FUENTES

Cuando hace unos meses publiqué la estrada dedicada a la Casa del Miedo de Valdeflores, en Cáceres, un conocido me escribió para señalarme que en Sierra de Fuentes había otra Casa del Miedo. Me indicó la ubicación, y como siempre suelo hacer, me dirigí al Registro Catastral para cerciorarme del Término Municipal y del verdadero nombre de la propiedad. Y me atrevo a afirmar que esta es la verdadera Casa del Miedo porque ese es el nombre que recibe en el Catastro. No sólo es un mote local, sino su verdadera denominación legal. En ese momento la emoción de adentrarme entre sus muros me pudo y a la mañana siguiente me subí a la bici hasta encontrarla. Allí estaba, ruinosa y altiva al mismo tiempo.

Cuando empecé a hacer fotos estaba completamente solo, nadie paseaba por la zona, únicamente escuchaba pasar algún coche por la carretera cercana, muy esporádicamente. Una mezcla de admiración y miedo me invadía, algo que no ocurre siempre, era una sensación de estar acompañado en plena soledad.
I…

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

LEONCIA, "LA VIEJA DEL PERIÓDICO", AL DETALLE

Todos hemos pasado cientos de veces delante de ella, y seguro que nos hemos hecho alguna foto abrazándola. Quizá hemos quedado con alguien que no conoce bien Cáceres, y le hemos dicho: "quedamos donde la vieja del periódico". Quizá sea la escultura más retratada por los turistas, y seguramente a la que más cariño le tenemos los cacereños.
La vida de Leoncia no fue fácil, y seguro que nunca pensó pasar a la posteridad en su ciudad de acogida, ya que ella nació en Valencia de Alcántara en 1903 y fue abandonada al nacer a las puertas de la Iglesia Parroquial de Rocamador. Pronto la acogió un matrimonio de la localidad y siendo muy pequeña se traslada a Cáceres. Como ocurría en aquella época, siendo una niña la ponen a servir para llevar un sueldo a casa. Entra a trabajar a la casa del conocido abogado Felipe Alvarez de Uribarri, casado con María San José. La casa no estaba lejos del lugar donde ahora podemos ver la escultura de Leoncia. Se situaba la casa de los Álvarez en la Pl…