Ir al contenido principal

CASA DE LA QUINTA DE LA ENJARADA DE CÁCERES

Como ocurre con otros muchos de los edificios de los que ya se han tratado en el blog, hemos pasado todos cientos de veces frente a él pero pocos lo habrán visto desde cerca. Se encuentra a unos tres kilómetros de Cáceres en la carretera de Badajoz. Realmente es una propiedad privada de la que habitualmente te suelen echar si te ven haciendo fotos por allí, a mi me dio tiempo, en un par de visitas, a hacer algunas para poder mostrároslas. 

Comencemos hablando sobre el origen del Condado de la Quinta de la Enjarada y la vinculación a esta casa. Comenzó siendo unas antiguas casas de campo que adquirieron los Saavedra y de éstos, por el matrimonio de Leonor de Saavedra con Juan de Sande Carvajal, pasó a la familia Carvajal de Plasencia. Un hijo de este matrimonio, el Arcediano Francisco de Carvajal, decidió obrarlas, ya en el siglo XVI, dándoles el aspecto que hoy poseen. Se ha escrito que las obras comenzaron en torno a 1543, pero lo cierto es que en 1534 ya existe un documento en el que el cantero Diego de Roa reconocía la obligación de sacar 500 toledanas de cantería para el Arcediano. Sí es cierto que las obras debieron pararse y retomarse en la primera fecha que dije.



En 1583 alojaron estas casas a Felipe II, cuando regresaba de tomar posesión del Reino de Portugal. Juan de Carvajal Sande y Perero recibiría de Carlos II el 22 de septiembre de 1679 el título de Conde de la Quinta de la Enjarada, cuyos descendientes  fueron, entre otros, Duques de Abrantes y de Linares. El IX Duque de Abrantes, Angel María de Carvajal y Téllez-Girón, cedió a su hija Laura de Carvajal y Jiménez de Molina el Condado de la Quinta de la Enjarada, que pasó a sus descendientes, los Labayen, actuales propietarios, siguiendo ligado el título al lugar que le dio nombre.




La Quinta es una construcción a dos alturas con una doble logia porticada a la italiana, cuyo precedente más cercano puede ser el Palacio de Piedrasalbas de Trujillo. La planta inferior se organiza con arcos escarzanos separados por robustos contrafuertes y la superior con arcos de medio punto sostenidos en columnas toscanas. En esta altura existe una inscripción relativa a la erección del edificio. Escudos esgrafiados de Carvajal se sitúan en diversas partes. En la parte posterior se observan restos de lo que pudieron ser las torres de la antigua construcción.

Cercana se encuentra la capilla palatina, de planta cuadrangular con tejado a cuatro aguas que cubre una bóveda de arista. En las caballerizas se pintaron frescos para el rodaje de Cristóbal Colón que el tiempo se ha encargado de estropear dándoles una graciosa pátina de falsa autenticidad. Tanto la capilla como las pinturas no he podido verlas porque siempre me echaron de la propiedad antes. El conjunto no se encuentra en su estado óptimo de conservación lamentablemente.





FUENTES BIBLIOGRÁFICAS:
http://es.wikipedia.org/wiki/Condado_de_la_Quinta_de_la_Enjarada
http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/caceres/plasencia-dineros_282471.html

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA VERDADERA CASA DEL MIEDO ESTÁ EN SIERRA DE FUENTES

Cuando hace unos meses publiqué la estrada dedicada a la Casa del Miedo de Valdeflores, en Cáceres, un conocido me escribió para señalarme que en Sierra de Fuentes había otra Casa del Miedo. Me indicó la ubicación, y como siempre suelo hacer, me dirigí al Registro Catastral para cerciorarme del Término Municipal y del verdadero nombre de la propiedad. Y me atrevo a afirmar que esta es la verdadera Casa del Miedo porque ese es el nombre que recibe en el Catastro. No sólo es un mote local, sino su verdadera denominación legal. En ese momento la emoción de adentrarme entre sus muros me pudo y a la mañana siguiente me subí a la bici hasta encontrarla. Allí estaba, ruinosa y altiva al mismo tiempo.

Cuando empecé a hacer fotos estaba completamente solo, nadie paseaba por la zona, únicamente escuchaba pasar algún coche por la carretera cercana, muy esporádicamente. Una mezcla de admiración y miedo me invadía, algo que no ocurre siempre, era una sensación de estar acompañado en plena soledad.
I…

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

LEONCIA, "LA VIEJA DEL PERIÓDICO", AL DETALLE

Todos hemos pasado cientos de veces delante de ella, y seguro que nos hemos hecho alguna foto abrazándola. Quizá hemos quedado con alguien que no conoce bien Cáceres, y le hemos dicho: "quedamos donde la vieja del periódico". Quizá sea la escultura más retratada por los turistas, y seguramente a la que más cariño le tenemos los cacereños.
La vida de Leoncia no fue fácil, y seguro que nunca pensó pasar a la posteridad en su ciudad de acogida, ya que ella nació en Valencia de Alcántara en 1903 y fue abandonada al nacer a las puertas de la Iglesia Parroquial de Rocamador. Pronto la acogió un matrimonio de la localidad y siendo muy pequeña se traslada a Cáceres. Como ocurría en aquella época, siendo una niña la ponen a servir para llevar un sueldo a casa. Entra a trabajar a la casa del conocido abogado Felipe Alvarez de Uribarri, casado con María San José. La casa no estaba lejos del lugar donde ahora podemos ver la escultura de Leoncia. Se situaba la casa de los Álvarez en la Pl…