Ir al contenido principal

ESCULTURA DE MUÑOZ CHAVES EN CÁNOVAS

Ya hace meses os mostré los DETALLES de la escultura de Gabriel y Galán, realizada por Pérez Comendador, en el paseo de Cánovas. Hoy os quiero enseñar la que sitúa al final de éste, frente a la Fuente Luminosa. Está dedicada a Juan Muñoz Chaves y lo primero que se nos viene a la cabeza es preguntarnos  quién fue este señor. Juan Muñoz Chaves fue un líder político liberal y un gran abogado. De familia tradicionalmente liberal originaria de Bienvenida (Badajoz), se afincaron en Cáceres a mediados del siglo XIX. Tan activa en la defensa del liberalismo era esta familia que en el ámbito local y  regional al liberalismo se le conoció por “chavismo”.



Don Juan, incorporado al Colegio de abogados en 1877, fue decano del mismo, presidente en la Cámara agrícola, de la diputación Provincial, diputado a Cortes por Hoyos, senador del reino por Granada y por Cáceres y gran amigo de don Segismundo Moret, presidente del Consejo de Ministros, que lo nombró en primeros de noviembre de 1909, Director General de la Administración Local y miembro de la Comisión de Presupuestos del Senado.


El día 23 de marzo de 1917 falleció repentinamente, al llegar a su casa desde la audiencia, donde acababa de informar en un pleito que despertó gran curiosidad por tener como oponente al eminente hombre público y jefe del Partido reformista, don Melquíades Álvarez.


El monumento a su memoria fue realizado por el insigne escultor Mateo Inurria en 1918 por encargo y suscripción de los liberales de toda extremadura, planteándose el problema de si se ubicaba en Cáceres o en Badajoz, cosa que se resolvió mediante sorteo, correspondiendo a Cáceres la posesión del monumento. Se colocó donde hoy está la fuente luminosa para pasar al lugar que ocupa en la actualidad en 1965. El monumento consiste en un busto colocado sobre un pedestal, rematado en monolito, en cuyos laterales están esculpidos los escudos de Cáceres y Badajoz y en el frente una mujer que representa a la jurisprudencia y que sostiene en sus manos un deteriorado libro en el que puede leerse 'In legibus salus' (en las leyes está la salud).








Os quiero mostrar además una foto de mi colección familiar en la que mis abuelos, cuando eran novios, posan delante de la escultura situada donde hoy está la fuente luminosa. Al fondo puede verse el Hospital Provincial. No conozco la fecha exacta de la foto, pero con seguridad podemos datarla entre el año 1930 y el comienzo de la guerra civil. La calidad de la imagen no es muy buena, pero me apetecía mostrárosla, espero que os guste. 


FUENTE BIBLIOGRÁFICA:
Ventanas a la Ciudad. Fernando García Morales

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

UN TOBOGÁN DE PIEDRA MÁS ALLÁ DE UNA ROTONDA

Según vas llegando a la rotonda que lleva a Aldea Moret, a la derecha, y a la carretera de Badajoz, a la izquierda, viniendo de la zona de la Cañada, si te fijas bien, a lo lejos, detrás de la "indescriptible" escultura de la rotonda, se ve una gran masa de piedra en la que destaca una zona más clara atravesada por lo que parece una línea rojiza. Pues aunque parezca mentira es un gran tobogán de granito, una Roca Resbaladera que ha sido durante mucho tiempo el divertimento de niños, y de algunos no tan niños. 
Muy cerca de las ruinas de la dehesa de La Corchuela, que os enseñé AL DETALLE no hace mucho, encontramos este divertimento pétreo que llama la atención, no sólo por su gran altura, sino por lo pulido de la piedra. Si descartamos algún uso agrícola o ganadero que desconocemos, muchos han debido de ser los traseros que han contribuido a pulimentar la roca. Justo debajo de la pendiente hay un gran hueco en el suelo formado por los pies al frenar la caída, dándonos a enten…

PINTURA RUPESTRE DEL SIGLO XXI EN CÁCERES