Ir al contenido principal

PUENTE "ROMANO" DE TORREORGAZ

Hoy os voy a enseñar el supuesto puente romano de Torreorgaz, que como casi todos los puentes romanos de la zona, no lo es, es medieval. Se sitúa en la cola del pantano de Valdesalor, sobre el río Salor, en el camino que une Aldea del Cano con Torreorgaz.  Aunque en esta zona hay evidencias claras de presencia romana, al encontrarse muy cerca de la vía 24 del itinerario  Antoniano (la item ab Emerita Caesaraugustam), el puente no lo es, aunque presumiblemente está construido sobre (o junto) a otro de esta época ya desaparecido, pero el actual es claramente medieval, más exactamente de la época bajo medieval, debido a la presencia de arcos ojivales por la influencia en esta época del estilo gótico.








Consta de tres arcos principales y dos desagües en el lado izquierdo, y otro en el lado derecho. Tiene un perfil ligeramente alomado. Los aliviaderos izquierdos son, uno de arco de medio punto y otro de arco rebajado, mientras que el derecho es irregular. Las pilas y estribos del puente están realizadas con sillería granítica, mientras que el resto es de mampostería. La plataforma es muy estrecha, siendo de media de 2,2 metros, algo inferior que la anchura habitual del resto de puentes medievales de la zona, que ronda los 3 metros. La superficie es de rollos unidos con mortero añadidos en una reforma reciente. No posee petriles, pero sí una barandilla de hierro de factura actual, colocada para dar seguridad a los peatones que aún lo transitan (y algunos ciclistas como yo que lo preferimos al moderno situado a unos metros).  Está cimentado sobre afloramientos de los esquistos típicos de la zona.





En resumen podemos decir que el puente no se encuentra en mal estado, pero lo que sorprende que no se añada algún elemento para eliminar de él el tráfico rodado de vehículos, que aún siendo escaso, es habitual todavía. Con la simple colocación de petriles (que le darían mucha más vistosidad al puente) o unos bloques a la entrada y la salida, podría evitarse este tráfico y así ayudar a mantener este viejo y bello puente. 

BIBLIOGRAFÍA:
Puentes históricos romanos y medievales cacereños. José Manuel González

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA AVENIDA DE ALEMANIA: EL SINIESTRO ORIGEN DE UN NOMBRE

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

UN TOBOGÁN DE PIEDRA MÁS ALLÁ DE UNA ROTONDA

Según vas llegando a la rotonda que lleva a Aldea Moret, a la derecha, y a la carretera de Badajoz, a la izquierda, viniendo de la zona de la Cañada, si te fijas bien, a lo lejos, detrás de la "indescriptible" escultura de la rotonda, se ve una gran masa de piedra en la que destaca una zona más clara atravesada por lo que parece una línea rojiza. Pues aunque parezca mentira es un gran tobogán de granito, una Roca Resbaladera que ha sido durante mucho tiempo el divertimento de niños, y de algunos no tan niños. 
Muy cerca de las ruinas de la dehesa de La Corchuela, que os enseñé AL DETALLE no hace mucho, encontramos este divertimento pétreo que llama la atención, no sólo por su gran altura, sino por lo pulido de la piedra. Si descartamos algún uso agrícola o ganadero que desconocemos, muchos han debido de ser los traseros que han contribuido a pulimentar la roca. Justo debajo de la pendiente hay un gran hueco en el suelo formado por los pies al frenar la caída, dándonos a enten…