Ir al contenido principal

PUERTA EXTERIOR "INDOOR" EN SANTA MARÍA

Aunque ya en distintas ocasiones os he enseñado interiores, en contra de la idea primera del blog, el caso de hoy no termina de traicionar del todo este principio. Os voy a enseñar una de las puertas de acceso al interior de la Concatedral de Santa María, que durante siete siglos fue exterior, pero que por unas obras y la construcción de una capilla pasó a ser "indoor". Me refiero concretamente a la entrada del lado de la Epístola, es decir, el lado derecho del templo desde el punto de vista del fiel que mira al altar. Actualmente es el acceso a la Capilla del Santísimo, para muchos parte del templo desde siempre, pero que en realidad es una obra de la segunda mitad del siglo XX.




La puerta a la que me refiero es de finales del siglo XIII, gótica, con tres grandes arquivoltas sostenidas por unas jambas decoradas con motivos vegetales. Lo que originalmente fue una de las entradas a la iglesia, en la que podemos ver los puntos de anclaje de la puerta original, se transformó en el acceso a la Capilla del Santísimo y el Baptisterio. Esta obra fue sufragada por el Obispo Llopis Iborra, que además está enterrado en la misma. La edificación comenzó en 1965, ideada por el arquitecto Joaquín Silos y a manos del cantero Gonzalo Gómez de Malpartida de Cáceres. La inauguración se llevó a cabo el día 16 de abril de 1968.



 

Si instaló un retablo del siglo XVIII en el que podemos ver en la parte superior un relieve de San Félix de Valois, adorando a la Trinidad, y las imágenes (de izquierda a derecha) de Santa Catalina de Alejandría, La Virgen y Santa Ana con la Virgen Niña.

Además podemos encontrar la pila bautismal realizada por Pedro Gómez en 1552 y dos lucidos sepulcrales del año 1316.



Cierra la Capilla una preciosa verja del siglo XVI que fue cedida "sine die" en depósito por la Dirección General de Bellas Artes como resultado de la constante insistencia del alcalde Alfonso Díaz de Bustamante que consideraba imprescindible encontrar una verja digna para la obra que se estaba realizando. 








Así es que en este interior podemos ver una puerta exterior de 8 siglos, así como otros muchos interesantes elementos. Sólo quiero recordar que esta capilla se usa para la oración de los fieles, por lo que si la visitamos y fotografiamos debemos hacerlo cuando esté vacía y con todo el respeto del mundo. 

Comentarios

  1. Anonadado estoy. Soy de Cáceres "de toda la vida" y no tenía ni idea de todo esto. Tomo nota.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

UN TOBOGÁN DE PIEDRA MÁS ALLÁ DE UNA ROTONDA

Según vas llegando a la rotonda que lleva a Aldea Moret, a la derecha, y a la carretera de Badajoz, a la izquierda, viniendo de la zona de la Cañada, si te fijas bien, a lo lejos, detrás de la "indescriptible" escultura de la rotonda, se ve una gran masa de piedra en la que destaca una zona más clara atravesada por lo que parece una línea rojiza. Pues aunque parezca mentira es un gran tobogán de granito, una Roca Resbaladera que ha sido durante mucho tiempo el divertimento de niños, y de algunos no tan niños. 
Muy cerca de las ruinas de la dehesa de La Corchuela, que os enseñé AL DETALLE no hace mucho, encontramos este divertimento pétreo que llama la atención, no sólo por su gran altura, sino por lo pulido de la piedra. Si descartamos algún uso agrícola o ganadero que desconocemos, muchos han debido de ser los traseros que han contribuido a pulimentar la roca. Justo debajo de la pendiente hay un gran hueco en el suelo formado por los pies al frenar la caída, dándonos a enten…

PINTURA RUPESTRE DEL SIGLO XXI EN CÁCERES