Ir al contenido principal

VESTIGIOS DE LOS DUELOS A ESPADA EN CÁCERES: CRUCES TUMULARIAS

¡Oh maldita y descomulgada ley del duelo, nacida en el infierno y criada y alimentada en la tierra, devoradora de vidas y haciendas, hija de ira y soberbia y madre de la venganza y perdición, ruina total de los humanos y perturbadora del sagrado templo de la paz!
Diego Duque de Estrada (espadachín)

Todos hemos visto en las películas, y leído en las novelas, los duelos de honor por una afrenta, al alba y acompañados de los padrinos, con pistolas o espadas, y debemos suponer que en nuestro Cáceres también se produjeron este tipo de enfrentamientos tan comunes en una parte de nuestra historia, y que nos han dejado leyendas como la del "Duelo del Arco del Cristo" que ya os contaré más adelante. Pero en este blog nos fijamos en los DETALLES, y si observamos bien, posiblemente encontremos testimonio de estos duelos escritos en la piedra. Para ello tenemos que hablar de las CRUCES TUMULARIAS. Las cruces tumularias suelen estar compuestas por una cruz y un túmulo (aunque no siempre) que puede tener distintas formas. Su motivación es siempre religiosa, pero el origen proviene de las muertes trágicas ocurridas, generalmente, por duelos a espada.

Es en el siglo XV cuando en España se desarrolla la esgrima como se entiende ahora, convirtiéndose en un verdadero problema para esta belicosa sociedad, en la que por un mal gesto o una mirada, la petulancia de los caballeros les llevaba a batirse a duelo mortal. Hubo épocas en las que un duelo podía producirse por un hecho tan insignificante como un cruce de miradas en la plaza de Santa María o el choque de dos hombros en el mercado de la plaza. Los reyes y generales intentaron prohibir esta práctica ya que perdían a muchos de sus más valiosos hombres para la guerra, aunque no lo consiguieron.

Es a partir de la finalización del Concilio de Trento (1563) cuando obtienen el apoyo de la Iglesia de Roma, y todos los participantes en duelos, incluidos sus padrinos, estarán descomulgados: 

 "Extermínese enteramente del mundo cristiano la detestable costumbre de los desafíos... Los que entraren en el desafío, y los que se llaman sus padrinos, incurran en la pena de excomunión y de la pérdida de todos sus bienes, y en la de infamia perpetua, y deben ser castigados según los sagrados cánones, como homicidas; y si muriesen en el mismo desafío, carezcan perpetuamente de sepultura eclesiástica".

Para aquellos que morían a duelo no se podían realizar misa, ni se podían enterrar en camposanto, por lo que las familias buscaron una salida a aquel desprecio, a aquel olvido y a aquel dolor: colocaban una Cruz Tumularia en el lugar de la muerte con la esperanza de que aquellos que pasaran frente a ella rezaran por el alma del difunto y de este modo poder salvar su alma de la condena eterna. 

Los duelos solían realizarse a las afueras de las ciudades, a veces cerca de iglesias, así es que cuando descubrí la existencia de este tipo de cruces me fui a buscarlas extramuros y he encontrado una (y otras dos que me ofrecen más dudas), No podría asegurar que realmente su origen sea la muerte por duelo, es imposible de saber, pero al no situarse en la entrada a casas se podría descartar la función protectora de la que os hablé en el artículo anterior; así es que mi imaginación vuela y quiere creer que tras estos sencillos símbolos se encuentra una gran historia de honor, pasión y muerte. Podemos encontrar una en la esquina de la Calle General Ezponda y la Plaza de la Concepción, en el Palacio de Camarena, aunque estoy seguro de que hay más y ya estoy buscándolas. 

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

Comentarios

  1. Eso es un corta y pega descomunal de otra investigación de Toledo, y sin mencionar a su autor original, esto te desacredita como investigador. http://www.abc.es/toledo/ciudad/20131001/abci-cruces-tumularias-201310011240.html

    ResponderEliminar
  2. Hola amigo, me encantaría que todos los corta y pega que me hacen a mí fueran como este. Quizá por el algún problema de visión del navegador no hayas visto, que como siempre hago, referencio la bibliografía consultada. Un abrazo señor anónimo¡¡¡

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA VERDADERA CASA DEL MIEDO ESTÁ EN SIERRA DE FUENTES

Cuando hace unos meses publiqué la estrada dedicada a la Casa del Miedo de Valdeflores, en Cáceres, un conocido me escribió para señalarme que en Sierra de Fuentes había otra Casa del Miedo. Me indicó la ubicación, y como siempre suelo hacer, me dirigí al Registro Catastral para cerciorarme del Término Municipal y del verdadero nombre de la propiedad. Y me atrevo a afirmar que esta es la verdadera Casa del Miedo porque ese es el nombre que recibe en el Catastro. No sólo es un mote local, sino su verdadera denominación legal. En ese momento la emoción de adentrarme entre sus muros me pudo y a la mañana siguiente me subí a la bici hasta encontrarla. Allí estaba, ruinosa y altiva al mismo tiempo.

Cuando empecé a hacer fotos estaba completamente solo, nadie paseaba por la zona, únicamente escuchaba pasar algún coche por la carretera cercana, muy esporádicamente. Una mezcla de admiración y miedo me invadía, algo que no ocurre siempre, era una sensación de estar acompañado en plena soledad.
I…

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

LEONCIA, "LA VIEJA DEL PERIÓDICO", AL DETALLE

Todos hemos pasado cientos de veces delante de ella, y seguro que nos hemos hecho alguna foto abrazándola. Quizá hemos quedado con alguien que no conoce bien Cáceres, y le hemos dicho: "quedamos donde la vieja del periódico". Quizá sea la escultura más retratada por los turistas, y seguramente a la que más cariño le tenemos los cacereños.
La vida de Leoncia no fue fácil, y seguro que nunca pensó pasar a la posteridad en su ciudad de acogida, ya que ella nació en Valencia de Alcántara en 1903 y fue abandonada al nacer a las puertas de la Iglesia Parroquial de Rocamador. Pronto la acogió un matrimonio de la localidad y siendo muy pequeña se traslada a Cáceres. Como ocurría en aquella época, siendo una niña la ponen a servir para llevar un sueldo a casa. Entra a trabajar a la casa del conocido abogado Felipe Alvarez de Uribarri, casado con María San José. La casa no estaba lejos del lugar donde ahora podemos ver la escultura de Leoncia. Se situaba la casa de los Álvarez en la Pl…