Ir al contenido principal

ALTARES RUPESTRES EN MALPARTIDA DE CÁCERES II

Hoy os quiero mostrar, AL DETALLE, otro de los altares rupestres situados en los alrededores de Malpartida de Cáceres, al norte de la localidad en la parcela conocida como “La Zafrilla” (Lat 39º 28´ 2´´N, Lon -6º 30´21´´W). La zona es la característica penillanura de pequeñas elevaciones salpicadas de afloramientos graníticos y que se usa para pasto para el ganado. La finca está salpicada de balsas, fuentes y un pequeño regato que la atraviesa. En una de esas pequeñas elevaciones encontramos nuestro altar: es un bolo granítico de forma trapezoidal, con orientación E-W. Su altura máxima es de 2,4m y 1,4m de anchura, presentando un perímetro de unos 10m. El ara (altar) se sitúa en la parte superior a la que se accede por cuatro escalones irregulares. Al lado de estos escalones se abre una pileta de 63x45cm, con una profundidad que va de 10 a 25cm. Sobre ella una cazoleta de 7cm de diámetro y unos 5 de profundidad. Llama la atención que en la base de los escalones se encuentra grabada una cruz cristiana.








Para los investigadores en muy complicado datar la ocupación y uso de estos lugares, al no haber excavaciones y no existir datos directos. En este caso es algo más sencillo por la aparición en el siglo XIX de los famosos exvotos en forma de cabra que ahora son la imagen del pueblo. Estos exvotos estaban dedicados a ATAEGINA que posteriormente los romanos asimilaron a su Proserpina. La existencias de exvotos datados entre el siglo I y II d.C., nos da idea de la extensión de estos ritos paganos hasta el Alto imperio ya realizados a la propia Proserpina. Estos ritos se acompañaban del sacrificio de cabras y la ablución purificadora (no olvidemos la presencia en la zona de manantiales, uno de ellos con supuestas propiedades mineromedicinales). Apoya la idea de la función ritual de la piedra el hecho del grabado de una cruz cristina, como en un intento de cristianizar y “santificar” un lugar usado para el culto pagano.






En los alrededores encontramos lagaretos y varias tumbas diseminadas, que no pueden considerarse como necrópolis, pero que se sitúan alrededor del propio altar. Desgraciadamente, con alta probabilidad, el altar de La Zafrilla sufrió daños, seguramente para la extracción de materiales, y no lo podemos disfrutar en su esplendor, pero aun así merece darse un paseo y disfrutar del lugar donde nuestros antepasados adoraban a sus diosas.



P.D. Si queréis saber más sobre otros altares y sus funciones pichad en el siguiente enlace:





BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA


RUTA ARQUEOLÓGICA POR TIERRAS 
DE MALPARTIDA DE CÁCERES. 
José A. Ramos Rubio, Oscar de San Macario y Julio Esteban
Santuarios rupestres de la Hispania indoeuropea. Maria Joao Delgado Correia dos Santos.
ALTARES RUPESTRES, PEÑAS SACRAS Y ROCAS CON CAZOLETAS OCHO NUEVOS CASOS ABULENSES Y UNO SALMANTINO PARA LA ESTADÍSTICA, EL DEBATE Y LA REFLEXIÓN. J. FRANCISCO FABIÁN GARCÍA
El COMPLEJO ARQUEOLÓGICO DE SAN JUAN EL ALTO (SANTA CRUZ DE LA SIERRA-CÁCERES). SANTUARIOS RUPESTRES. JOSÉ ANTONIO RAMOS RUBIO - JULIO ESTEBAN ORTEGA - ÓSCAR DE SAN MACARIO SÁNCHEZ
El altar rupestre de La Molineta (Trujillo) y su entorno arqueológico. JULIO ESTEBAN ORTEGA- JOSÉ ANTONIO RAMOS RUBIO,OSCAR DE SAN MACARIO SÁNCHEZ
Noticia de un posible santuario rupestre vettón en Las Hurdes (Cáceres). Saúl Martín González.
EL SANTUARIO RUPESTRE DEL PICO DE SAN GREGORIO, SANTA CRUZ DE LA SIERRA, CÁCERES. Maria João Correia Santos

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA VERDADERA CASA DEL MIEDO ESTÁ EN SIERRA DE FUENTES

Cuando hace unos meses publiqué la estrada dedicada a la Casa del Miedo de Valdeflores, en Cáceres, un conocido me escribió para señalarme que en Sierra de Fuentes había otra Casa del Miedo. Me indicó la ubicación, y como siempre suelo hacer, me dirigí al Registro Catastral para cerciorarme del Término Municipal y del verdadero nombre de la propiedad. Y me atrevo a afirmar que esta es la verdadera Casa del Miedo porque ese es el nombre que recibe en el Catastro. No sólo es un mote local, sino su verdadera denominación legal. En ese momento la emoción de adentrarme entre sus muros me pudo y a la mañana siguiente me subí a la bici hasta encontrarla. Allí estaba, ruinosa y altiva al mismo tiempo.

Cuando empecé a hacer fotos estaba completamente solo, nadie paseaba por la zona, únicamente escuchaba pasar algún coche por la carretera cercana, muy esporádicamente. Una mezcla de admiración y miedo me invadía, algo que no ocurre siempre, era una sensación de estar acompañado en plena soledad.
I…

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

LEONCIA, "LA VIEJA DEL PERIÓDICO", AL DETALLE

Todos hemos pasado cientos de veces delante de ella, y seguro que nos hemos hecho alguna foto abrazándola. Quizá hemos quedado con alguien que no conoce bien Cáceres, y le hemos dicho: "quedamos donde la vieja del periódico". Quizá sea la escultura más retratada por los turistas, y seguramente a la que más cariño le tenemos los cacereños.
La vida de Leoncia no fue fácil, y seguro que nunca pensó pasar a la posteridad en su ciudad de acogida, ya que ella nació en Valencia de Alcántara en 1903 y fue abandonada al nacer a las puertas de la Iglesia Parroquial de Rocamador. Pronto la acogió un matrimonio de la localidad y siendo muy pequeña se traslada a Cáceres. Como ocurría en aquella época, siendo una niña la ponen a servir para llevar un sueldo a casa. Entra a trabajar a la casa del conocido abogado Felipe Alvarez de Uribarri, casado con María San José. La casa no estaba lejos del lugar donde ahora podemos ver la escultura de Leoncia. Se situaba la casa de los Álvarez en la Pl…