Buscar este blog

miércoles, 24 de agosto de 2016

EL “MISTERIOSO” AUTOR DEL EXVOTO DE LA ERMITA DEL VAQUERO




Hace unos días os enseñaba, Al Detalle, un exvoto que cuelga de las paredes de la Ermita del Vaquero de Cáceres, donde se cuenta la historia de un milagro realizado por la Virgen de Guadalupe al salvar la vida de un niño que fue arrollado por un carro en la Plaza de Santa María. El cuadro está fechado en 1672 y en ese momento desconocía el autor y lo consideré, desde el desconocimiento más absoluto, como anónimo. Como lo importante en la vida es rodearse de gente que sepa mucho más que uno mismo, ayer mi amigo y compañero bloguero Samuel, autor del genial blog Extremadura: caminos de cultura, me puso sobre la pista del autor del cuadro, cuando me habló de un magnífico libro publicado por la UNEX llamado Patrimonio Pictórico de Extremadura. Siglos XVII y XVIII, escrito por Dña. María Teresa Terrón Reynolds. Y como Samuel me indicaba, en él se habla de este exvoto y de su autoría.




El primer dato que me sorprendió es que esta obra pasó muchísimo tiempo en la capilla dedicada a la Virgen de Guadalupe en la Iglesia de los Jesuitas (San Francisco Javier), pero claro, este convento e iglesia se construyeron varios años después de la fecha que aparece en el cuadro, por lo que podemos pensar en que primero estuvo en la ermita del Vaquero, u otra iglesia de la ciudad, para terminar en lo que conocemos ahora como la Preciosa Sangre, y que tras los grandes avatares sufridos por este templo, terminó en su ubicación actual, aunque no sabemos con exactitud en qué fecha.





Otro enigma resuelto, pero sólo a medias, es el de la autoría: aparece firmado por OMAZO. Pero esto nos sirve sólo para ampliar el "misterio", porque no existe otra referencia sobre este autor en ninguna parte. Mélida en su Catálogo Monumental y Artístico de Cáceres dice que podría tratarse de una obra de Juan Bautista Martínez del Mazo, por la calidad del propio cuadro y la similitud del nombre. Este gran autor, discípulo y yerno de Velázquez falleció en 1667, y el cuadro está fechado en 1672, por lo que tenemos que descartar esta teoría. ¿Cómo es posible que no se conozcan más obras de este autor? Si nos fijamos detenidamente, es un cuadro de cierta calidad, evidente en los plegados del ropaje, en los brillos de los bordados, en el uso habilidoso de la luz lateral y los claroscuros, lo que hace de esta obra un lienzo de gran sencillez, pero cuidada resolución.

Así es que estamos en presencia de una buena obra pictórica firmada, pero de autor desconocido, que añade un poco más de misterio e interés a este hermoso cuadro que os he querido mostrar, AL Detalle. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...