Ir al contenido principal

EL PENSADOR SIN IDEAS DE CÁCERES





A muchos les habrá llamado la atención, y a muchos les habrá pasado inadvertida, a los mismos a los quizá, les resultará indiferente. A pesar de todo eso, existir existe, estar está. Os voy a hablar hoy AL DETALLE de una escultura situada en la confluencia de la Avenida de España (Cánovas) y la calle Gómez Becerra. Fue realizada por el profesor de dibujo D. Gustavo Castaño Velayos, que ejerció la docencia en los Licenciados Reunidos y en la Escuela de Maestría Industrial, lo que luego fue el García Téllez, cuando éste se situaba en la actual escuela de idiomas. En la imagen obtenida en la web “fotos antiguas de Cáceres”, vemos a D. Gustavo; es el primero de los profesores que se encuentran de pie, mirando desde la derecha. En septiembre de 2008 falleció en nuestra ciudad. 



La escultura representa una figura humana en actitud reflexiva y fue de las primeras obras de tipo conceptual que se colocaron en nuestra ciudad. En 1980 el artista la donó al consistorio con motivo de la festividad de San Jorge, y desde entonces es testigo de chapa y hormigón del devenir de esta pequeña capital de provincia, que tanto ha cambiado en estos casi 37 años… y no siempre para bien.









Sobre un basamento de hormigón en forma de pajarita zigzagueante se apoya la estructura de chapa con elementos rugosos superficiales que reflejan los pensamientos, ideas y sentimientos de aquella persona que toma un momento de su vida para reflexionar, alejado de soflamas repetidas y eslóganes clónicos. Y yo ahora me pregunto ¿Qué pensará el pensador sobre que nadie piense en pensar que su pensamiento está rodeado de basura? Pues el pensamiento del pensador será pensar en que es él de los pocos que ejercen ese sano ejercicio en esta ingrata ciudad. Su belleza será discutible, o no, pero lo claro es que el lugar que ocupa no es adecuado, ni siquiera digno, me atrevería a decir. Pero claro, de una ciudad que consiente que la escultura de Muños Chaves lleve dos años destrozada, no podemos esperar la sensibilidad suficiente como para que a este pensador le regalen una ubicación más adecuada, más digna… mejor dicho, una ubicación adecuada y digna. 






Espero que la próxima vez paséis por delante de ella os ayude a pensar, a reflexionar, o al menos, a reconocer un pequeño fragmento de la actividad artística y cultural del pasado reciente de la ciudad.

Comentarios

  1. Se volvió loco cuando su mujer la dejó, se echo en brazos de la bebida y acudía a clases borracho. Muchas veces no iba ni a clase, yo fui un alumno más. Durmió durante un tiempo en la entrada al edificio donde donde daba clases de dibujo técnico(FP). No sabía que había muerto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

UN TOBOGÁN DE PIEDRA MÁS ALLÁ DE UNA ROTONDA

Según vas llegando a la rotonda que lleva a Aldea Moret, a la derecha, y a la carretera de Badajoz, a la izquierda, viniendo de la zona de la Cañada, si te fijas bien, a lo lejos, detrás de la "indescriptible" escultura de la rotonda, se ve una gran masa de piedra en la que destaca una zona más clara atravesada por lo que parece una línea rojiza. Pues aunque parezca mentira es un gran tobogán de granito, una Roca Resbaladera que ha sido durante mucho tiempo el divertimento de niños, y de algunos no tan niños. 
Muy cerca de las ruinas de la dehesa de La Corchuela, que os enseñé AL DETALLE no hace mucho, encontramos este divertimento pétreo que llama la atención, no sólo por su gran altura, sino por lo pulido de la piedra. Si descartamos algún uso agrícola o ganadero que desconocemos, muchos han debido de ser los traseros que han contribuido a pulimentar la roca. Justo debajo de la pendiente hay un gran hueco en el suelo formado por los pies al frenar la caída, dándonos a enten…

PINTURA RUPESTRE DEL SIGLO XXI EN CÁCERES