Buscar este blog

lunes, 3 de noviembre de 2014

ZAMARRILLAS I. CASA FUERTE DE LOS DURANES

Yo creo que estaba tardando demasiado en enseñaros uno de los enclaves más interesantes de los alrededores de Cáceres: El despoblado de Zamarrillas. El origen de este caserío hay que buscarlo en las décadas siguientes a la conquista leonesa (1229) cuando comenzaron a formarse los adehesamientos reales que tenían por finalidad la defensa de las cabañas ganaderas pertenecientes al Concejo y sus pastos para salvaguardarlas de las incursiones de los rebaños mesteños que bajaban del reino de León. Esta facultad de acotamiento recogida en los Fueros fue posibilitando la creación de cortijos o incipientes caseríos cuando el aprovechamiento agro-ganadero creciente por las repoblaciones permitió el asentamiento en estos pequeños núcleos que corrieron suerte diversa, muchas veces efímera. El término de Cáceres era muy extenso, y se hacía necesaria la creación de estos poblados, seguramente aprovechando en ocasiones antiguos asentamientos romanos y árabes. 












Y como este despoblado es enorme, voy a hacer una serie de entradas con sus distintos puntos de interés. En la cumbre se alza la llamada casa fuerte de los Duranes, un edificio imponente en avanzado estado de ruina construido entre los siglos XIV y XVI y ya abandonado en el siglo XVIII.


















Este inmueble es el verdadero germen del caserío circundante, el elemento defensivo matriz que, curiosamente, fue el primero en ser olvidado. Numerosas dependencias se disponen en tres plantas, algunas de ellas todavía ofrecen restos decorativos capaces de transportarnos muchos siglos atrás: frisos con decoración vegetal, zócalos pintados con rojos intensos, esgrafiados, etc.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...