Ir al contenido principal

¿ESTÁ EN PELIGRO EL ALJIBE?

Hace unos días ha habido una fuerte polémica por la inclusión en la Lista Roja del Patrimonio del famoso Aljibe de Cáceres. La noticia fue publicada y muy extendida por los medios de comunicación y las redes sociales por quienes no podíamos creer que, lo que debería ser la imagen distintiva de la ciudad, la visita obligada de todo turista, la IMAGEN de Cáceres, pudiera estar en peligro.

Rápidamente la Junta se posicionó en contra de esta inclusión y, supongo, se pudieron en contacto con los encargados de la web que gestiona la lista y finalmente ha sido retirado  (por el momento) de la misma. También desde el museo se aclaró que la visita es totalmente segura y que nadie debía temer nada a la hora acercarse a disfrutar del aljibe. Yo añadiría que hay que temer a la escaleras de acceso porque son del todo inadecuadas para acceder a un lugar que debería ser, por si solo, motivo de visita a la ciudad.


Pero hagamos un desarrollo más profundo de la noticia, y vamos a intentar saber por qué se incluyó este monumento en la lista del patrimonio en peligro. No ha sido un capricho, sino la consecuencia de un estudio riguroso llevado a cabo por la empresa Arqveocheck y el arqueólogo Víctor Gibello, concretamente dos estudios técnicos, el primero presentado en el Sexto Congreso Nacional de Historia de la Construcción. Valencia, 21-24 de octubre de 2009 titulado: "Sistema constructivo del aljibe almohade de la Casa de las Veletas de Cáceres" y otro anterior: "Una mezquita perdida, un aljibe olvidado. La Casa de las Veletas, Museo de Cáceres" presentado al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el 2008 (en la bibliografía podéis encontrar los enlaces a estos trabajos). 

Las conclusiones de estos estudios son claras: “En el suelo aparecen una serie de anomalías en torno de una posible falla o fractura de interpretación. Cortado el suelo de Oeste-Este en la primera línea de columnas se observa una gran grieta, con continuidad en el muro Este, que se ha parcheado”. Respecto a las columnas: “Están muy deterioradas y parcheadas en diferentes épocas…”; “Algunas columnas presentan signos de oxidación en el fuste a la altura del nivel del agua almacenada”. Respecto a las bóvedas: “Se aprecia una fractura en el centro de la bóveda que es semejante a la que encontramos en el suelo de la primera nave. Podría ser estructural o relacionada con movimientos sísmicos“.

Yo no me voy a manifestar ni en contra ni a favor, sólo quiero reconocer la valía y el conocimiento de Víctor Gibello y el rigor de su trabajo y me quedo con lo que la Junta (ahora Gobierno) ha argumentado para pedir la retirada del Aljibe de la Lista Roja del Patrimonio, que es la existencia de un plan de intervención incluido en los Presupuestos Generales del Estado 2015, cuyo comienzo tendrá lugar este mismo año. En consecuencia, se retira provisionalmente de la Lista Roja hasta que se se verifique el inicio de las obras.

Yo sólo os quiero mostrar unas fotos realizadas a primeros de febrero en el Callejón del Gallo, donde puede observarse la grieta que se describe en el informe del arqueólogo y ya cada uno que saque conclusiones. Al menos podemos ver que la enorme grieta está siendo medida y controlada por un fisurómetro.








BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:
http://listarojapatrimonio.org/ficha/aljibe-hispano-musulman-del-palacio-de-las-veletas/
http://oa.upm.es/10640/1/Texto_Comunicaci%C3%B3n_SISTEMA_CONSTRUCTIVO_DEL_ALJIBE_ALMOHADE_DE_LA_CASA_DE_LAS_VELETAS_DE_C%C3%81CERES_c-f.pdf
http://www.historiayarqueologia.com/profiles/blogs/una-mezquita-perdida-un-aljibe-olvidado-la-casa-de-las-veletas

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA VERDADERA CASA DEL MIEDO ESTÁ EN SIERRA DE FUENTES

Cuando hace unos meses publiqué la estrada dedicada a la Casa del Miedo de Valdeflores, en Cáceres, un conocido me escribió para señalarme que en Sierra de Fuentes había otra Casa del Miedo. Me indicó la ubicación, y como siempre suelo hacer, me dirigí al Registro Catastral para cerciorarme del Término Municipal y del verdadero nombre de la propiedad. Y me atrevo a afirmar que esta es la verdadera Casa del Miedo porque ese es el nombre que recibe en el Catastro. No sólo es un mote local, sino su verdadera denominación legal. En ese momento la emoción de adentrarme entre sus muros me pudo y a la mañana siguiente me subí a la bici hasta encontrarla. Allí estaba, ruinosa y altiva al mismo tiempo.

Cuando empecé a hacer fotos estaba completamente solo, nadie paseaba por la zona, únicamente escuchaba pasar algún coche por la carretera cercana, muy esporádicamente. Una mezcla de admiración y miedo me invadía, algo que no ocurre siempre, era una sensación de estar acompañado en plena soledad.
I…

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

LEONCIA, "LA VIEJA DEL PERIÓDICO", AL DETALLE

Todos hemos pasado cientos de veces delante de ella, y seguro que nos hemos hecho alguna foto abrazándola. Quizá hemos quedado con alguien que no conoce bien Cáceres, y le hemos dicho: "quedamos donde la vieja del periódico". Quizá sea la escultura más retratada por los turistas, y seguramente a la que más cariño le tenemos los cacereños.
La vida de Leoncia no fue fácil, y seguro que nunca pensó pasar a la posteridad en su ciudad de acogida, ya que ella nació en Valencia de Alcántara en 1903 y fue abandonada al nacer a las puertas de la Iglesia Parroquial de Rocamador. Pronto la acogió un matrimonio de la localidad y siendo muy pequeña se traslada a Cáceres. Como ocurría en aquella época, siendo una niña la ponen a servir para llevar un sueldo a casa. Entra a trabajar a la casa del conocido abogado Felipe Alvarez de Uribarri, casado con María San José. La casa no estaba lejos del lugar donde ahora podemos ver la escultura de Leoncia. Se situaba la casa de los Álvarez en la Pl…