Buscar este blog

jueves, 7 de mayo de 2015

UNA CALAVERA DE PIEDRA Y UN VIEJO CEMENTERIO

Esta entrada me ha suscitado muchas dudas a la hora de incluirla o no dentro del grupo de las PAREIDOLIAS que inauguré hace poco con el "Oso polar de Cáceres", porque no tengo muy claro si la imagen que os voy a mostrar es una verdadera calavera o es fruto de la erosión, la casualidad, y ese fenómeno por el que el cerebro intenta asociar imágenes con figuras ya conocidas por él y que nos haría pensar que lo que estamos contemplando es, en este caso, una verdadera calavera de piedra.

Como podéis observar en las fotografías, la imagen parece un cráneo, pero hay varios motivos que me hacen desconfiar de la autenticidad de la figura, el más importante es que los rasgos propios no están tallados, sino que aparecen como "dibujados" en color más oscuro, por lo que nos inclina a descartar que haya sido esculpida con la intencionalidad de mostrar un cráneo.


Por otro lado se sitúa sobre unos adornos de piedra que se repiten en diversos lugares de la misma iglesia y en ninguno aparece algo parecido, y justamente se sitúa en la zona del antiguo cementerio como queriendo señalar el lugar, como ya se hacía en la fachada de la Casa del Sol. O por qué no pensar también que al desmantelar el camposanto, por orden real, alguien decidió recrear esta imagen como recuerdo perpetuo de los que allí permanecen bajo nuestros pies y a quienes nadie recuerda ya.


Realmente no confío demasiado en la autenticidad de la figura, pero de todas formas parece interesante, en incluso inquietante, reparar en ella en un rincón tan sobrecogedor, bello y misterioso como el que forman las traseras de la iglesia de San Mateo, la Casa del Sol y las traseras de la Casa-Torre de Sande. 



Queda a vuestro criterio decidir si es una pareidolia o un verdadero signo de la presencia de la muerte bajo nuestros pies en este antiguo cementerio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...