Ir al contenido principal

UN MILIARIO AMPUTADO Y OTRO EMPOTRADO

Llegó el verano oficialmente y lo comienzo con una escapadita en bici por la Vía de la Plata para mostraros otros dos miliarios situados entre Aldea del Cano y Casas de Don Antonio. Al sur de Aldea, como a un kilómetro encontramos un fragmento de miliario, no conserva la parte superior y, en general, presenta una considerable erosión que impide la lectura del texto. Su localización corresponde a la milla XXX. Parece apreciarse en las fotografías alguna de las X del numeral, pero no puede restituirse nada con la precisión suficiente. Parece verse, además, una cruz que evidentemente se debió de añadir posteriormente.







Si continuamos por el cordel de Mérida encontramos dos miliarios que ya os mostré en otro artículo, pero hoy buscaba uno que había visto en los libros, pero que con las prisas nunca me había parado a fotografiar. Es el correspondiente a la milla XXVII, de granito, situado a la altura del km 551 de la carretera N-630, reutilizado, formando parte de una cerca. No conserva la base y está muy desgastado por la erosión. Tiene una altura de 166 cm, un diámetro de 46 cm y la altura de las letras (numeral miliario) de unos 15 cm. En su deteriorada inscripción sólo puede intuirse un X (X---) y se han planteado varias teorías sobre su significado. La lectura que propone Álvarez Rojas es la más lógica dada la procedencia de la pieza, aunque asegura que es visible sólo una de las X (lo que se da como otra de ellas no es sino una fractura no alineada con la anterior). El lugar de su emplazamiento original correspondería al de la milla XXVI de la calzada, donde se localiza la mansio Ad Sorores, probablemente en las proximidades del actual km 579 de la carretera N-630, una vez cruzado el río Ayuela, por lo que Cerrillo sugiere la correspondencia con una desviación en dirección nordeste en la que se situaría Sorores.











Maltratados y casi olvidados sólo son compañeros de camino de los peregrinos de la Vía y los ciclistas curiosos que pasamos por allí. Yo os invito a dar un paseo entre Aldea y Casas de Don Antonio y descubrir los encantos que este tramo de la Vía de la Plata aún conserva.


BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA
CARMEN PUERTA TCRRES. Los Miliarios de La Vía de la Plata

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA AVENIDA DE ALEMANIA: EL SINIESTRO ORIGEN DE UN NOMBRE

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

UN TOBOGÁN DE PIEDRA MÁS ALLÁ DE UNA ROTONDA

Según vas llegando a la rotonda que lleva a Aldea Moret, a la derecha, y a la carretera de Badajoz, a la izquierda, viniendo de la zona de la Cañada, si te fijas bien, a lo lejos, detrás de la "indescriptible" escultura de la rotonda, se ve una gran masa de piedra en la que destaca una zona más clara atravesada por lo que parece una línea rojiza. Pues aunque parezca mentira es un gran tobogán de granito, una Roca Resbaladera que ha sido durante mucho tiempo el divertimento de niños, y de algunos no tan niños. 
Muy cerca de las ruinas de la dehesa de La Corchuela, que os enseñé AL DETALLE no hace mucho, encontramos este divertimento pétreo que llama la atención, no sólo por su gran altura, sino por lo pulido de la piedra. Si descartamos algún uso agrícola o ganadero que desconocemos, muchos han debido de ser los traseros que han contribuido a pulimentar la roca. Justo debajo de la pendiente hay un gran hueco en el suelo formado por los pies al frenar la caída, dándonos a enten…