Buscar este blog

miércoles, 12 de agosto de 2015

UNA PIEDRA QUE QUERÍA MIRAR AL CIELO. PAREIDOLIAS III

Vuelvo a retomar el apartado de las PAREIDOLIAS,  que como ya os conté en otro artículo, es un fenómeno psicológico donde un estímulo vago y aleatorio (habitualmente una imagen) es percibido erróneamente como una forma reconocible. Una explicación de este fenómeno, conforme al funcionamiento del cerebro, fue descrito por Jeff Hawkins en su teoría de memoria-predicción.

Hoy nos acercamos a las traseras del Obispado, al adarve Obispo Álvarez de Castro, y si miramos desde lejos al muro de la izquierda (según avanzamos al Palacio Toledo-Moctezuma) nos parece ver un rostro que sale de entre las piedras, como queriendo mirar al cielo; parece una cara llena de dolor pidiendo misericordia. Algunos conocidos al verlo lo identificaron con la cara de Jesús, aunque yo no llegaría a tanto. Si nos acercamos vemos que es una piedra normal, no está tallada, es simplemente una enorme y curiosa casualidad.







 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...