Ir al contenido principal

LAS TUMBAS DEL PANTANO. ALDEA DEL CANO

La verdad es que en casi cada pueblo se presume de lo que llaman en algunos "tumbas de moros", en otros "tumbas celtas"... Y ya casi ni sorprende verlas, pero les os invito a dar un paseo por la orilla del pantano de Aldea del Cano, con un perfecto acceso desde la N-630, porque además de unos paisajes excepcionales, podrán observar aves, ver interesantes setas y contemplar tumbas, presumiblemente tardorromanas o visigodas, de gran interés. 

La primera que querría destacar se encuentra muy cerca de la orilla, pasando el muro de la presa. Tiene algo excepcional en la región: aún conserva su cubierta. Había diferentes modalidades de cubrimiento de las tumbas; podía ser una cubierta simplemente de tierra, o de una o varias piezas de granito o pizarra, dependiendo de la zona. En este caso encontramos una gran pieza de granito con la característica típica de su sección en forma de D. Realmente en los alrededores de Cáceres no conozco otro tumba que conserve al lado su cubierta original. Es de tipología antropomorfa con cabecera semicircular (tipo III.B según la clasificación de Antonio González Cordero)







Si seguimos el paseo, en el interior del agua podemos observar alguna otra tumba. y algunas más diseminadas por la orilla, de la misma tipología que la primera. Además aprovecharemos para disfrutar de la avifauna. Si abandonamos las inmediaciones del pantano y nos adentramos en la dehesa cercana, podremos disfrutar de espectaculares imágenes de encinas centenarias atravesadas por la luz tímida y penetrante del otoño. La humedad hace esta zona abundante en setas, y sin darnos cuenta seguimos topándonos con más tumbas. En esta ocasión de otro tipo, que según la bibliografía es más antigua. Se trata de una tumba rectangular con cabecera y pie (Tipo II.D). 












A lo lejos la ermita de Santiago de Bencáliz que os enseñé AL DETALLE hace tiempo. Tengo la suerte de encontrarme con el encargado de la finca privada donde se ubica, y juntos nos damos un paseo por la zona y me enseña algunos pequeños restos que están diseminados por la zona y son difíciles de encontrar. Vemos más tumbas, molinos de mano, piedras labradas de origen romano, tejas, grullas... En definitiva, una mañana en la que se conjuntaron mis grandes pasiones: la naturaleza y el arte y la historia.










No dudéis en ir a pasear por la zona, conocer en pueblo y sus alrededores, os sorprenderá y pesareis un rato muy agradable.

ACTUALIZACIÓN (25 DE ENERO DE 2016)

Gracias a varios seguidores del blog he sabido que el camino que menciono en el post, que sale desde la N-630, ha sido cerrado por su dueño (es un camino privado). He consultado en el pueblo y me dicen que más adelante se abrirá con cierto horario para permitir el paso a los pescadores. Os mantendré informados. Es una verdadera pena, porque la zona es preciosa.

Comentarios

  1. Hace años que las fotografia , según mi cuñado Pablo eran de los fenicios , también se ven círculos con piedras donde tenían sus chozas

    ResponderEliminar
  2. Hola Chelo¡ Muchas gracias por entrar y comentar. No son, ni mucho menos, Fenicias, son esas cosas que se dicen sin ningún rigor histórico. Son muy posteriores, y se conoce perfectamente los siglos a las que pertenecen. No me consta ningún castro cerca, así es que los círculos serán de antiguos chozos. Mil gracias por entrar al blog!

    ResponderEliminar
  3. hola, hoy hemos intentado hacer la ruta pero el camino que marcaba google(por la N630 km 578) estaba cerrado (están construyendo una puerta y han puesto un cartel de prohibido el paso) ¿es posible? ¿hay otro camino de entrada? gracias

    ResponderEliminar
  4. Hola! Lo preguntaré, no conozco otro camino y en el catálogo de caminos públicos no aparece como tal, pero hasta ahora era el camino usado por visitantes y pescadores. Lo consulto en el pueblo y completo la información. Gracias por entrar y comentar¡

    ResponderEliminar
  5. Me ha pasado exactamente lo mismo hoy. Luego he visto que a lo mejor se puede acceder desde la carretera que sigue al cuartel de la guardia civil del pueblo... algún dato para no volver a dar el viaje en balde? Gracias y enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

UN TOBOGÁN DE PIEDRA MÁS ALLÁ DE UNA ROTONDA

Según vas llegando a la rotonda que lleva a Aldea Moret, a la derecha, y a la carretera de Badajoz, a la izquierda, viniendo de la zona de la Cañada, si te fijas bien, a lo lejos, detrás de la "indescriptible" escultura de la rotonda, se ve una gran masa de piedra en la que destaca una zona más clara atravesada por lo que parece una línea rojiza. Pues aunque parezca mentira es un gran tobogán de granito, una Roca Resbaladera que ha sido durante mucho tiempo el divertimento de niños, y de algunos no tan niños. 
Muy cerca de las ruinas de la dehesa de La Corchuela, que os enseñé AL DETALLE no hace mucho, encontramos este divertimento pétreo que llama la atención, no sólo por su gran altura, sino por lo pulido de la piedra. Si descartamos algún uso agrícola o ganadero que desconocemos, muchos han debido de ser los traseros que han contribuido a pulimentar la roca. Justo debajo de la pendiente hay un gran hueco en el suelo formado por los pies al frenar la caída, dándonos a enten…

LEONCIA, "LA VIEJA DEL PERIÓDICO", AL DETALLE

Todos hemos pasado cientos de veces delante de ella, y seguro que nos hemos hecho alguna foto abrazándola. Quizá hemos quedado con alguien que no conoce bien Cáceres, y le hemos dicho: "quedamos donde la vieja del periódico". Quizá sea la escultura más retratada por los turistas, y seguramente a la que más cariño le tenemos los cacereños.
La vida de Leoncia no fue fácil, y seguro que nunca pensó pasar a la posteridad en su ciudad de acogida, ya que ella nació en Valencia de Alcántara en 1903 y fue abandonada al nacer a las puertas de la Iglesia Parroquial de Rocamador. Pronto la acogió un matrimonio de la localidad y siendo muy pequeña se traslada a Cáceres. Como ocurría en aquella época, siendo una niña la ponen a servir para llevar un sueldo a casa. Entra a trabajar a la casa del conocido abogado Felipe Alvarez de Uribarri, casado con María San José. La casa no estaba lejos del lugar donde ahora podemos ver la escultura de Leoncia. Se situaba la casa de los Álvarez en la Pl…