Buscar este blog

sábado, 21 de enero de 2017

DE CUANDO LA VIRGEN SE APARECÍA EN CÁCERES



Que Cáceres ya no es lo que era, es algo irrefutable. Por tener, hasta se nos aparecía la Virgen todas las tardes. Nos tenemos que remontar al año 1947, cuando Aldea Moret fue testigo de las manifestaciones de Nuestra Señora a una niña de siete años llamada Mercedes Trejo Medina, hija de una lavandera viuda que cuidaba de ella y de sus otros tres hijos. Una tarde en la que la pequeña iba a espigar, junto a unas ruinas cercanas al poblado minero, dice haber visto la “aparición” de una mujer con un niño. El suceso se repitió cada día, y como es normal, la familia y los vecinos, comenzaron a inquietarse. Para entender mejor lo que pasó debemos recordar que en estos años la religión estaba muy presente en el día a día de la población, y que la aparición de Fátima alcanzó una popularidad enorme, también en nuestro Cáceres.


Con este caldo de cultivo, no es de extrañar que a un vecino se le ocurriera mostrarle a la pequeña una serie de “estampitas” con diferentes imágenes marianas. Inmediatamente la niña identifica (no sabemos bien por qué) a la señora que se le aparece, con la Virgen del Pilar. Para el entorno de la pequeña, que no era especialmente religioso, ya no había duda, al igual que en Fátima, la Virgen se nos estaba apareciendo en Cáceres.


La noticia no tardó en propagarse por la ciudad y sus alrededores, fruto de un momento delicado de nuestra historia ávido de buenas noticias, esperanza y sosiego. No debemos olvidar, además, que durante la II Guerra Mundial, católicos y comunistas se prepararon para asumir el control político de la postguerra en el continente. La iglesia se sirvió de las apariciones de Fátima como un símbolo anticomunista, que provocó en gran parte de Europa, una gran recurrencia imitativa de apariciones marianas protagonizadas por niñas. En España, como yo creo que pasó en este caso, las apariciones las protagonizaban hijos de algunos que en su momento se alinearon con el bando republicano, y que ahora querían “lavar su imagen” mostrándose como “cristianos viejos”.


Según las entrevistas que he podido hacer a personas que vivieron el fenómeno, éste sufrió un pequeño cambio que hace que sea confusa la información que se maneja en la poca bibliografía que hay del tema. Parece ser que la primera aparición se produjo junto al Pozo Esmeralda, pero que los encuentros inmediatamente se trasladaron a la zona del Malacate, que en realidad estaba más a mano de la casa de la niña. Así como os decía, dos veces al día, la pequeña caminaba hacia este malacate, se arrodillaba, rezaba y se marchaba. Según aumentaba la fama del suceso, la liturgia se fue adornando, y la niña ya iba de rodillas, y junto a los rezos aparecían llantos y algún que otro desvanecimiento, pero de bailes del sol, olor a rosas… nada de nada. La gente empieza a acudir para acompañar a Mercedes en su camino y en sus plegarias, pero verse, seguía sin verse nada. Un día la niña le pide un milagro a la Virgen para confirmar lo que ella está viviendo, y que la gente empieza a cuestionar. La Virgen le dice que en nueve días tendrá el milagro que le reclama. Concretamente el gran día sería el 6 de mayo de 1947.



Como es de imaginar, en esos nueve días la noticia recorrió toda la ciudad y sus alrededores, y ese día de comienzos de mayo llegan en coche, a pie o en tren, miles de personas a la zona del poblado minero. El apeadero de Aldea Moret recibe centenares de viajeros venidos en el ferrocarril y que no quieren perderse el milagro. El diario ABC del día siguiente informa de lo que allí aconteció y afirma que más de 30.000 personas llegaron a Cáceres para contemplar el prodigio que Nuestra Señora tenía previsto realizar. 



A duras penas la niña puede avanzar de rodillas hasta el lugar del encuentro, pero finalmente llega y comienza a rezar, a llorar, parece que se desvanece, pero continúa con sus plegarias, pero pasar no pasaba nada… Transcurrido un tiempo prudencial, la niña se encamina de nuevo a su casa entre la decepcionada multitud que se marcha con una terrible sensación de estafa. Poco a poco la niña deja de ir al encuentro de la Virgen y el tema termina olvidándose, hasta el punto de que esta historia es desconocida por la mayor parte de los cacereños, y por eso hoy he querido contárosla, AL DETALLE.


P.D. Acompaño los archivos de la hemeroteca de diario ABC y del Pirineo Aragonés, en los que aparece la noticia, y a continuación, transcribo lo publicado por el Diario Alcázar el 6 de mayo de 1947 sobre esta aparición.




PRESUNTA APARICION DE LA VIRGEN A UNA NIÑA EN CACERES: MERCEDES TREJO NO FRECUENTA LA IGLESIA Y ES HIJA DE UNA LAVANDERA


Cáceres 6. —-Con las reservas naturales transcribimos la siguiente información. Desde hace unos días Cáceres y sus aledaños se ven desbordados por miles y miles de personas que se dirigen a la aldea de Moret, donde en cierto lugar se dice que la Virgen se aparece a una niña. Al cabo de unos días es imposible calcular cuántos son los miles de personas que van a diario a la barriada minera de Moret para asistir al momento en que la niña dice entrevistarse con Nuestra Señora. La niña se llama Mercedes Trejo Medina, de siete años de edad. No frecuenta mucho la iglesia; es hija de una viuda lavandera llamada Teresa Medina; tiene tres hermanos y no han podido influir en su ánimo, pues no es propicio el tema religioso en el hogar. La niña es fuerte, está desarrollada, no tiene síntomas de perturbación mental. Niña humildísima, desde que esto ocurre aparenta una serenidad extraña.



Un día, hace poco, la niña iba a espigar al campo; junto a los muros de un edificio derruido se paró de repente. Dijo que había visto a una señora con un niño. Le mostraron fotografías, y parece ser que es la Virgen del Pilar. Desde aquel día la madre quiso ocultarlo. La niña no sosegaba. Cundió la noticia. Y desde entonces la niña va dos veces al día al sitio de la presunta aparición. La niña es llevada a horas determinadas. Hace el recorrido de rodillas y habla con la Virgen, como si efectivamente Nuestra Señora estuviera presente realmente. La niña hace peticiones; parece que se cae. Mientras tanto la multitud llora y reza. La niña ha pedido a la Virgen que haga un milagro. Dice que Nuestra Señora le ha prometido hacerlo a los nueve días. ¿Señales externas? Hasta ahora, ninguna. La niña va de rodillas, habla, reza, pide, pero la gente sólo puede ver a una criatura de siete años que ante enormes multitudes no se asusta, ni se altera, ni pierde su actitud natural.



La Iglesia no ha intervenido todavía en esta supuesta aparición y las jerarquías eclesiásticas nada han dicho. ——CIFRA [El Alcázar, Madrid, 6 de mayo 1947, p. 7]

P.D. II. Si alguien sabe más sobre la historia, por favor que se ponga en contacto conmigo para ampliar la información. Además seguro que debe de existir alguna fotografía de lo ocurrido que sería muy interesante rescatar. Gracias.

ACTUALIZACIÓN 24 DE ENERO DE 2017



Mi amigo, e historiador, Antonio Rodríguez se puso en contacto conmigo para señalarme un detalle muy interesante. En la película titulada "Canciones para después de una guerra" aparece un recorte de prensa relacionado con las apariciones de la Virgen en Cáceres. Canciones para después de una guerra es una película documental del director salmantino, Basilio Martín Patino, basada en la España de posguerra. Se realizó de forma clandestina en 1971 y no fue estrenada hasta 1976, poco después de la muerte de Francisco Franco.La película consiste en una serie de imágenes de archivo, todas ellas previamente aprobadas por la censura, sobre las que se superponen canciones populares de la época con el fin de dar un segundo significado, a menudo satírico, a lo que se muestra en pantalla. A continuación os dejo el pequeño fragmento en el que se hace referencia al suceso ocurrido en nuestra ciudad.

video

2 comentarios:

  1. La historia se merece una novela corta, por lo menos. Restos de magia antigua, años del hambre, la dictadura, un poblado minero, una niña con apariciones de la virgen. Lo tienes todo para hacerte un buen relato.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ángel¡¡ muchas gracias por seguir el blog y comentar¡¡¡ ¿Es una proposición indecente lo de la novela corta? En un halago, pero no me veo capaz... ¿te atreverías tú? Hay más elementos curiosos que no he añadido al post que darían mucha vidilla a ese relato.Un abrazo¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...