Ir al contenido principal

CRUCES OCULTAS EN LOS MUROS DE CÁCERES. UN PASEO DE CRUZ EN CRUZ.



Que esta ciudad no deja de sorprender, es algo que llevamos constatando post a post, desde hace casi tres años. Cada rincón, cada calle, casi cada piedra, quiere gritar una historia, esperando que unos ojos curiosos o unos oídos expectantes quieran escucharla. Si nos fijamos, AL DETALLE, nuestros muros están plagados de cruces, en un número que puede sorprender y que se asoman a nuestra vista desde ubicaciones conocidas por todos, pero donde normalmente pasan inadvertidas. Hoy sólo os voy a mostrar algunas de ellas, otras, si no os importa, me las guardo para futuros artículos. En cuanto al origen o el significado… pues se puede decir de todo o nada. Podemos suponer sus funciones, pero en realidad, sólo el que las hizo podría darnos una explicación certera. Veremos una que sacraliza alguna entrada a la ciudad, otras pretendían evitar que algunos rincones se llenaran de basura o excrementos. Otras pueden señalar el lugar donde ocurrió alguna muerte…. Empecemos a recorrer nuestras calles de cruz en cruz:

ARCO DE SANTA ANA


En lo que se conoce en Cáceres como el Postigo de Santa Ana, podemos observar una gran cruz cuya función sería la de sacralizar una de las entradas de la ciudad en alguna época en la que no estuviera presente en su hornacina ninguna imagen religiosa. Recordemos que la que vemos ahora es una obra de Pepe de Arganda, de mediados del siglo XX.





IGLESIA DE SANTIAGO


Junto al alquerque de esta iglesia, que ya os enseñé, una cruz griega de pequeño tamaño. No sabemos si formaría parte de algún Vía Crucis, o era una de esa cruces que se colocaban en las iglesias para evitar que los transeúntes hicieran sus necesidades en sus alrededores.




IGLESIA DE SAN JUAN


Además de las que ya os enseñé en sus puertas, en el ábside, junto a donde durante décadas se situó un kiosco, podemos ver esta cruz.







CALLE DEL MONO


En la Calle del Mono, ya llegando a San Jorge, podemos ver esta preciosa cruz. No podemos saber si marca el lugar donde ocurrió alguna desgracia o muerte luctuosa, porque, aunque no es una cruz tumularia, si se presenta sobre una base, algo que no ocurría en las descritas anteriormente.






CALLE DEL ARCO DE SANTA ANA


En esta estrecha calle se esconden varios DETALLES, pero hoy sólo os mostraré esta pequeña y casi desaparecida cruz, que como en el caso anterior, presenta una base, y a mi parecer, se acerca más a una cruz tumularia que a las que hemos visto en los edificios religiosos. 


Sólo me queda invitaros a usar estar cruces de excusa para recorrer nuestras calles, AL DETALLE

P.D. Quisiera agradecer a mi amigo Pedro Camello que me descubriera la cruz del Arco de Santa Ana.

Más cruces de Cáceres en los siguientes enlace:

TAPIADA PERO MUY CRISTIANA 
CRUCES EN SAN JUAN 
CRUZ TUMULARIA EN LA PLAZA DE LA CONCEPCIÓN 

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

UN TOBOGÁN DE PIEDRA MÁS ALLÁ DE UNA ROTONDA

Según vas llegando a la rotonda que lleva a Aldea Moret, a la derecha, y a la carretera de Badajoz, a la izquierda, viniendo de la zona de la Cañada, si te fijas bien, a lo lejos, detrás de la "indescriptible" escultura de la rotonda, se ve una gran masa de piedra en la que destaca una zona más clara atravesada por lo que parece una línea rojiza. Pues aunque parezca mentira es un gran tobogán de granito, una Roca Resbaladera que ha sido durante mucho tiempo el divertimento de niños, y de algunos no tan niños. 
Muy cerca de las ruinas de la dehesa de La Corchuela, que os enseñé AL DETALLE no hace mucho, encontramos este divertimento pétreo que llama la atención, no sólo por su gran altura, sino por lo pulido de la piedra. Si descartamos algún uso agrícola o ganadero que desconocemos, muchos han debido de ser los traseros que han contribuido a pulimentar la roca. Justo debajo de la pendiente hay un gran hueco en el suelo formado por los pies al frenar la caída, dándonos a enten…

PINTURA RUPESTRE DEL SIGLO XXI EN CÁCERES