Ir al contenido principal

MOLINO Y PUENTE DEL AGUIJÓN. CÁCERES

Aunque los restos que en esta ocasión os voy a enseñar, se encuentran a pocos kilómetros de Malpartida de Cáceres, se encuentran en el interminable término municipal de la ciudad de Cáceres, a unos 200 metros río abajo, del famoso puente de la Sardina. Se trata de un puente derruido, los restos de una vivienda y un viejo molino en las orillas del río Salor. La única referencia oficial que he encontrado sobre estas ruinas es un inventario de infraestructuras en desuso realizado por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, junto a la Confederación Hidrográfica del Tajo. En él se habla de la existencia de un muro de mampostería de unos 70 metros de longitud y 1,5 metros de alto que se utilizaba para encauzar las aguas del río hacia el molino del Aguijón. Junto a él los vestigios de un puente que fue arrasado por una riada que según me informan amigos que siguen el blog, ocurrió la noche del 6 de noviembre de 1997. Las especies piscícolas de la zona son Squalius alburnoides (calandino), un pez autóctono de la península Ibérica de la familia Cyprinidae, Cobitis paludica (colmilleja), Chondrostoma polylepis (boga), Chondrostoma lemmingii (pardilla), Barbus bocagei (barbo común ibérico) y Barbus comizo (barbo comizo). La vegetación de ribera no es abundante y se limita a la molesta Rubus Ulmifolius (zarza) y a unos pocos ejemplares de Fraxinus angustifolia (fresno de hoja estrecha).









Tanto los restos del puente, el molino y la vivienda carecen de figura alguna de protección. Se encuentran en la finca “El Aguijón” de Cáceres, dedicada fundamentalmente a labor o labradío con encinas de secano (según fuentes catastrales).









El conjunto lo forman los restos del puente de mampostería con bóvedas de ladrillo que no parece ni de muy buena calidad ni muy antiguo y del que sólo vemos parte de alguno de sus ojos y desagües. En la zona más elevada hay una vivienda cúbica que conserva tres estancias en buenas condiciones, con sus bóvedas, hornacinas… aunque la planta superior se ha perdido casi por completo. Y frente a ella, aunque bastante más abajo, encontramos el molino, de planta rectangular, conserva una interesante techumbre hecha a base de ladrillo que permanece casi intacta. La luz que recibe su interior llega desde una pequeñísima ventana que da al río y en él y en su exterior, encontramos varias ruedas de  molino, y aunque algunas están partidas, como suele ser lo normal, una de ellas permanece casi intacta.













He de reconocer que la zona me ha sorprendido por los saltos de agua que presenta, por la erosión en sus esquistos, por la vegetación y el entorno. Estoy deseando repetir la visita cuando las lluvias tengan a bien aparecer y así poder disfrutar de la fuerza de este pequeño río en todo su esplendor. 

Comentarios

  1. El molino del Aguijon, enclavado a la orilla del rio Salor, un desconocido para muchos. mi familia fueron de los ultimos que explotaron ese molino y vivieron en esa vivienda, llegados de Torreorgaz a Malpartida y adoptaron de ese oficio el apodo familiar que todavia seguimos conserbando "LOS MOLINERO"

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

LA AVENIDA DE ALEMANIA: EL SINIESTRO ORIGEN DE UN NOMBRE

LA CASA DEL MIEDO DE LAS MINAS DE VALDEFORES

Antes de ser ciclista y buscar de una forma casi incomprensible, las cuestas más empinadas de los alrededores de Cáceres, ya mi abuelo me había hablado de una truculenta historia ocurrida en las Minas de Valdeflores. Todo ocurrió en una casa al final de lo que se le conoce como la Cuesta de la Casa de Miedo, por la que las pedaladas son duras y satisfactorias a la vez. Tras toda la polémica con la posible reapertura de Valdeflores, he estado pateando la zona bastante, y visité hace unos días la misteriosa casa. Al recordar solo vagamente lo que mi abuelo me relató, decidí colgar una foto en al Facebook del blog y preguntar. El resultado ha sido sorprendente: varios de vosotros me habéis contado vuestras versiones de lo que en dicha casa ocurrió. Con todo eso, y lo poco que yo recuerdo, he creado un relato que aúna los puntos coincidentes de todas las versiones recibidas.


En las primeras décadas del siglo pasado se extraía mucho mineral de los túneles de la mina de San José de Valdeflor…

UN TOBOGÁN DE PIEDRA MÁS ALLÁ DE UNA ROTONDA

Según vas llegando a la rotonda que lleva a Aldea Moret, a la derecha, y a la carretera de Badajoz, a la izquierda, viniendo de la zona de la Cañada, si te fijas bien, a lo lejos, detrás de la "indescriptible" escultura de la rotonda, se ve una gran masa de piedra en la que destaca una zona más clara atravesada por lo que parece una línea rojiza. Pues aunque parezca mentira es un gran tobogán de granito, una Roca Resbaladera que ha sido durante mucho tiempo el divertimento de niños, y de algunos no tan niños. 
Muy cerca de las ruinas de la dehesa de La Corchuela, que os enseñé AL DETALLE no hace mucho, encontramos este divertimento pétreo que llama la atención, no sólo por su gran altura, sino por lo pulido de la piedra. Si descartamos algún uso agrícola o ganadero que desconocemos, muchos han debido de ser los traseros que han contribuido a pulimentar la roca. Justo debajo de la pendiente hay un gran hueco en el suelo formado por los pies al frenar la caída, dándonos a enten…