Ir al contenido principal

CEMENTERIO DE SAN MATEO Y SAN JUAN

Esta vez nos quedamos en casa, en Cáceres. Hablaremos de cementerios, pero más que de enterramientos, de las señales que aún hoy nos indican dónde se encontraban estos, señales que ignoramos frecuentemente. Los principales cementerios de la ciudad se situaban junto a las iglesias. Los principales estaban situados junto a las primeras parroquias: dos intramuros, Santa María y San Mateo, y dos extramuros, San Juan y Santiago. Las familias más pudientes se enterraban dentro de los templos, en cambio, la mayoría de la población se enterraba fuera, alrededor de los templos.

Los cementerios estaban en torno a los ábsides, de ahí los nombres de algunas calles como Gloria o Amargura junto a la concatedral. El mal olor y las condiciones sanitarias obligó a realizar sepulturas temporales fuera de la villa. De los cementerios extramuros nos ocuparemos más adelante.

Actualmente junto a dos de las principales iglesias de la ciudad puede leerse la palabra cementerio en piedra, como resto de lo que una vez fue aquella zona. Las inscripciones que  mejor se leen se encuentran en las traseras de San Mateo y San Juan.

Tras la iglesia de San Mateo, en la fachada de la casa del Sol, podemos ver:



Y en las traseras de San Juan puede verse:


FUENTES: http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/caceres/cementerios-ocultos-caceres_673750.html

Comentarios

  1. http://www.lacolmenacultural.com/celdas.php?id_celda=38892

    Su sitio en La Colmena Cultural...en mas info aparece este blog... falta la ubicación.. puedes pinchar en el icono. aparece el mapa de Cáceres y buscas su sitio exacto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

UNA OBRA DE GAUDÍ EN CÁCERES

Solemos caminar con prisas, distraídos en nuestros pensamientos o abducidos por la pantalla del móvil. Caminamos sin alzar la vista, con la cabeza inclinada, y a pesar de eso no reparamos en lo que hay bajo nuestros pies, no miramos el suelo que pisamos. Antonio Gaudí no realizó ninguna obra en Cáceres, desgraciadamente, pero sí tenemos en nuestro suelo, una de sus creaciones, que incluso, está expuesta en el MoMa de Nueva York, se trata de la LOSETA DE GAUDÍ. Diseñada por Antoni Gaudí en 1904, es un pavimento que se ha convertido en su creación no arquitectónica más conocida. Se trata de una baldosa de forma hexagonal, una característica innovadora, ya que rompía con la tradición de ladrillo cuadrado. En ella aparecen tres formas diferentes inspiradas en tres elementos marinos: una estrella de mar, unas algas del género Sargassum y un fósil marino de la clase Ammonites . El dibujo completo sólo puede verse con siete baldosas y es una muestra de la estrecha relación

LA “RESBALAERA” DE CÁCERES: UN ALTAR RUPESTRE DE LA FERTILIDAD

Hace años ya que os enseñé la famosa “resbalaera” que se sitúa muy cerca de la barriada cacereña de Aldea Moret, pero lo hice desde un punto de vista descriptivo y con un toque de nostalgia de un tiempo que nunca viví, y posiblemente ni existió. He de reconocer que es una de las diez entradas más visitadas de las casi 500 que tiene el blog, y debe de ser por el cariño que le tienen a este “tobogán de piedra” los vecinos de la zona. Hoy quiero ir mucho más allá; quiero enseñaros su verdadera función, su verdadera utilidad y, así, darle la importancia que tiene a este vestigio de las creencias y mitos de nuestros antepasados. Pero, además, mostraré un hallazgo inédito hasta este momento que Cáceres Al Detalle ha descubierto y que despeja toda duda sobre el verdadero carácter sagrado que esta roca tuvo en los pueblos prerromanos asentados en estas tierras cacereñas. La “resbalaera” es parte de un conjunto de afloramientos graníticos situados en el suroeste de Cáceres, co

CUANDO CÁCERES ESTABA A LA CABEZA DE LA AVIACIÓN FEMENINA

Hace ya unos meses que os conté que hubo un tiempo en el que Cáceres se situaba a la cabeza de la automoción de España, aquí se matriculó el primer coche de la Península Ibérica, funcionó el primer Taxi y la primera línea regular de autobuses. Pues también en nuestra ciudad tuvimos la suerte de contar, casi durante 70 años, con la primera mujer que voló en el país: Dña. Eladia Montesino-Espartero (1897-1999). Aunque nacida en Madrid y criada en su juventud en Francia, la mayor parte de su vida la pasó en nuestra ciudad, por la que sentía verdadera pasión. Fue una mujer adelantada a su tiempo, desde muy pequeña jugaba al tenis, montaba a caballo o en moto, actividades poco comunes en las señoritas de la época. Durante su estancia en Francia, en la primera Guerra Mundial ejerció como voluntaria para la Cruz Roja en Burdeos, lo que nos ayuda a hacernos una idea de la personalidad y fuerza de esta señora. Desde su nacimiento su vida estuvo vinculada a la aviación, ya que su p