Ir al contenido principal

CUANDO CÁCERES ESTABA A LA CABEZA DE LA AVIACIÓN FEMENINA



Hace ya unos meses que os conté que hubo un tiempo en el que Cáceres se situaba a la cabeza de la automoción de España, aquí se matriculó el primer coche de la Península Ibérica, funcionó el primer Taxi y la primera línea regular de autobuses. Pues también en nuestra ciudad tuvimos la suerte de contar, casi durante 70 años, con la primera mujer que voló en el país: Dña. Eladia Montesino-Espartero (1897-1999). Aunque nacida en Madrid y criada en su juventud en Francia, la mayor parte de su vida la pasó en nuestra ciudad, por la que sentía verdadera pasión. Fue una mujer adelantada a su tiempo, desde muy pequeña jugaba al tenis, montaba a caballo o en moto, actividades poco comunes en las señoritas de la época. Durante su estancia en Francia, en la primera Guerra Mundial ejerció como voluntaria para la Cruz Roja en Burdeos, lo que nos ayuda a hacernos una idea de la personalidad y fuerza de esta señora.
Desde su nacimiento su vida estuvo vinculada a la aviación, ya que su padre, Luis Montesino-Espartero, era piloto comercial y el representante en España de la compañía Societé De Lignes Latécoere que terminaría convirtiéndose en 1927 en la Compañía General Aeropostal y en el 1931 en Air France al ser comprada por el Gobierno Francés. Don Luis cubría como piloto la línea postal entre Toulouse y Casablanca y en la que ejerció como piloto, entre otros, el afamado autor de El Principito, Antoine de Saint-Exupéry. Con el tiempo fue capaz de adquirir tres aparatos para inaugurar en España el servicio postal aéreo Madrid-Alicante-Málaga que operaba desde 4 Vientos, en Madrid, y fue concretamente su hija, Doña Eladia, la encargada de bautizar el primero de esos vuelos el 4 de abril de 1920 como se recogió en diario ABC.




Pero ella ya había hecho historia un año antes, al ser la primera mujer que volaba en España, ya que realizó su primer vuelo el 18 de junio de 1919, también desde Madrid, junto al piloto francés Boulard, con quien también realizó en alguna ocasión la ruta Madrid-Alicante-Málaga sobrevolando Sierra Nevada, sobrepasando alturas de más de 3500 metros, otro hito histórico en la aviación femenina española.





Doña Eladia se trasladó a Cáceres en 1926 al casarse con Pedro Romero Mendoza, importante escritor, que, entre otras muchas cosas, fue el director de la revista Alcántara más de 20 años, donde su mujer colaboraba frecuentemente con poemas y cuentos. Dña. Eladia ejerció como profesora de francés en el Instituto El Brocense y las Escuelas Normales. Residió la mayor parte de su vida en un chalé, hoy ya desaparecido, en la calle Gómez Becerra Nº2, y fue en nuestra ciudad donde tuvo y crió a sus ocho hijos. Falleció en Madrid a los 101 años, aunque toda su vida fue una enamorada de Cáceres a la que escribió, entre otros muchos, los siguientes versos:

Me gusta el grave silencio
Que te envuelve y te amortaja,
Sólo turbado, de pronto,
Por atrevidas pisadas,
Y el canto de la lechuza
Qua parece decir… ¡Calla!

Iglesia de San Mateo,
De Santiago, Santa Clara,
Severo solar del Sol,
Casa de la Generala,
Os contemplo y os admiro
Bajo la noche estrellada

¡Ay Cáceres, viejo Cáceres!
Entre tus viejas murallas
Enajenaste mi espíritu
¡Me tienes cautiva el alma!

ACTUALIZACIÓN 20 DE SEPTIEMBRE DE 2016


Hoy 20 de septiembre he podido leer una publicación en el grupo de Facebook llamado "Fotos antiguas de Cáceres", en la que Pablo Romero Montesino-Espartero (hijo de Doña Eladia) compartía una postal con una imagen de su abuelo que éste envió a su madre el 23 de enero de 1913. He pedido el permiso pertinente para poder compartirla en el blog con todos vosotros. D. Pablo escribía lo siguiente:

PIONEROS DE LA AVIACION EN ESPAÑA Hace unos años compré una enciclopedia de la aviación, sufriendo una gran desilusión al ver que en ella no figuraban ni mi abuelo Luis Montesino-Espartero ni mi madre Eladia Montesino - Espartero Averly, tampoco encontré referencia alguna sobre ambos en la página del Ejercito del Aire Español. Aquello me encoraginó para llevar a cabo una recopilación de fotos y de investigación en la hemeroteca del ABC que me supuso un esfuerzo, pero que como todo en esta vida vino premiado con resultados.
 
Ahora mi abuelo materno y mi madre, tienen un rincón en la Historia de la Aviación en España http://www.ejercitodelaire.mde.es/ea/pag… que creo eran acreedores a él. Entre mis fotos más entrañables de mi abuelo os muestro en qué clase de aparatos volaba en Ëtampes (Francia), lugar en el que al parecer se fabricaban. Cuatro de estos aeroplanos fueron comprados por él para la primera escuela de aviación de España en Getafe de la que había sido nombrado Director sin remuneración alguna.  



 
La foto en cuestión se la envió a mi madre al colegio el 23 de Enero de 1913, cuyo texto dice así: 

Texto sobre la foto:
No te creas mi pequeña Eladia, que venido de un país remoto este sea algún pastor de Arcadia, ¡Es tu padre metiéndose a Piloto es tu pin, es tu pan, es tu Poto¡
 Étampes (Francia) 23. 1. 1913

Texto sobre el reverso de la foto:
Queridísima Eladita: Te mando mi retrato en el primer aparato que monté y pronto podré mandarte una en los recientemente comprados que estamos (...?) y que me hará un fotógrafo (Mefistófeles) que se presenta en una (...?) en el aeródromo cuando menos se quiere y nos ha sacado a todos. Ayer y hoy he hecho varios vuelos y aterrizajes sin romper ni romperme nada. Hoy acabé rompiendo un patín y una cuerda de piano, pero esto es poca cosa y todos dicen que muy bien. Dame noticias tuyas y de tus estudios. Recibe mil besos de tu Pin (nombre cariñoso por el que mi madre le llamaba familiarmente).

Muchísimas gracias  Pablo Romero Montesino-Espartero por compartir estos recuerdos con todos nosotros.


ACTUALIZACIÓN 1 DE JUNIO DE 2020

Este lunes 1 de junio de 2020 he tenido la suerte de volver a hablar de la figura de Doña Eladia en el programa Extremadura en la Historia de la Cadena Ser. Podéis escuchar esta intervención en el siguiente enlace: 

ACTUALIZACIÓN 3 DE OCTUBRE DE 2016

Hace unos días le envié a Silvia Casasola un correo contándole esta historia y han tenido la deferencia de hablar de la vida de Doña Eladia en la sección MUJERES CON HISTORIA del veterano programa de radio LA ROSA DE LOS VIENTOS. Aunque hay algunos datos que no son del todo correctos, me parece importante el reconocimiento de su figura a nivel nacional. Espero que os guste.

Comentarios

  1. Un buen trabajo, amigo, mi felicitación tanto a ti como a mi hermano Pablo por la recopilación de datos.

    ResponderEliminar
  2. Estimado amigo y paisano Juan José Romero Montesino. Me llena de satisfacción haber leído con interés las tres historias. La de Tu abuelo piloto de aviación, la tu padre escritor relevante en Cáceres y la de tu madre Eladia Montesino Espartero. Una gran mujer, en el más sincero y alto calificativo. Felicidades y un abrazo a nuestro poeta y paisano Wenceslao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo. El autor del Blog no es nadie perteneciente a la familia. Hice esta entrada porque leyendo sobre Doña Eladia, despertó en mi una gran curiosidad y admiración por su vida. Algunos de sus hijos entran en el blog y comentan, así es que seguro que leerán tu comentario. Un saludo afectuoso.

      Eliminar
  3. Pues de allí desciende mi familia según consta en el registro de la localidad. Hermoso lugar para visitar.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares de este blog

NECRÓPOLIS DE “LAS TRESCIENTAS”. MALPARTIDA DE CÁCERES

Hace algunos años ya, publiqué una entrada titulada “Entre zahúrdas y tumbas en los Barruecos” , donde os mostraba algunos ejemplos de arquitectura vernácula y algunas tumbas excavadas en roca del paraje de “Las Trescientas”, en el Término Municipal de Malpartida de Cáceres. He de reconocer que en aquella ocasión me fui de allí con la sensación de haber recorrido únicamente una pequeña parte del conjunto, pero las prisas y el intenso calor que hacía aquel día, hicieron que me marchara de allí antes de tiempo. Y aunque he pasado por la zona cientos de veces desde entonces, no he vuelto a adentrarme en la finca hasta ahora. Casi cinco años después de aquel artículo, recibo un mensaje privado de un seguidor del blog con fotos de un impresionante conjunto de tumbas que me recordaron inmediatamente a una de las necrópolis de Arroyo de la Luz. Juanma Esteban, que es como se llama esta amable persona, me indica que yo ya he estado muy cerca de allí, aunque estos sepulcros no aparecían en mis

LA PRIMERA MONTAÑESA: LA VIRGEN QUE NUNCA SE APARECIÓ NI LLEGÓ A DESAPARECER

Esta pasada navidad subí al Santuario de la Montaña a hacer algunas fotos del interior de “la cueva” y de algunas inscripciones muy interesantes que guarda, aprovechando que estaba abierta porque es donde suelen colocar el Belén cada año. Mientras enredaba con la cámara, midiendo luces, buscando encuadres… entraron dos señoras que por lo que hablaban no eran de Cáceres, y tras ellas un señor que resultó ser un CATOVI (de Cáceres de toda la vida). Los tres entablaron una afectuosa primera conversación y el señor comenzó a explicarle a las turistas que en aquella cueva se apareció la Virgen de la Montaña a un pastor y que por eso estaba allí la ermita. Y claro, no pude hacer otra cosa que intervenir y contarles, aunque de forma más resumida, lo mismo que os voy a contar en esta entrada del blog: la Virgen de la Montaña nunca se apareció en la Montaña. Siento si decepciono a mucha gente, pero la historia es lo que nos dice. Pero lo peor llegó cuando a aquel señor le expliqué que

EL POZO DE LAS NIEVES DE CÁCERES

Uno de los productos que actualmente usamos a diario, y al que no le damos demasiada importancia por su bajo precio y accesibilidad, en otros momentos  de la historia fue de gran importancia y existía un verdadero negocio alrededor de él: el hielo. Durante siglos este negocio fue muy importante en zonas donde la nieve o el hielo no estaban disponibles la mayor parte del año. Desde Béjar, Hervás o Piornal, se trasladaba la nieve en burros hasta zonas donde se acumulaba en estos pozos de las nieves, y nuestro Cáceres no podía ser menos y poseía (y posee) uno de medianas dimensiones, desde donde se abastecía a las familias pudientes para que refrescasen sus bebidas y alimentos. Esto sucedió hasta finales del siglo XIX, cuando Joaquín Castel Gabás (el fundador de la perfumería y droguería Castel), abrió en Cáceres una fábrica de hielo en Aguas Vivas. En ese momento el pozo dejó de tener sentido y cayó en desuso y abandono. Este pozo sigue resistiendo el paso del tiempo en la ladera norte